Salvo algunos cruces, la movilización en la puerta del Congreso transcurre en paz

Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
En medio de un amplio dispositivo de seguridad que paraliza el centro porteño, miles de personas aguardan la votación
María Belén Álvarez Echazú
(0)
13 de junio de 2018  

En medio de un amplio operativo de seguridad, una multitud de manifestantes a favor y en contra de la despenalización del aborto está siguiendo el minuto a minuto de la votación del debate de los diputados puertas adentro del Congreso de la Nación. Consultados por LA NACION, por el momento ni la cartera de Seguridad y Justicia de la Ciudad, ni de Transporte, ni de la Defensoría del Pueblo registraron incidentes. Eso sí, como los mismos diputados protagonizaron enfrentamientos en el recinto, los militantes de ambos colectivos también lo hicieron.

"Esta manifestación tiene una conformación mucho más espontánea que otras, la representación es más amplia y nuclea sectores diversos. Eso hace que nuestra tarea sea algo más compleja. Celebramos que se esté dando un debate tan representativo de la democracia", dijo Alejandro Amor, Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, que aportó a 400 profesionales para verificar el operativo de seguridad.

Como había anticipado el Gobierno de la Ciudad, la Plaza del Congreso amaneció partida en dos a los fines de evitar incidentes. Así, con el consenso de los representantes de las agrupaciones a favor de la despenalización del aborto y en contra, se dibujó un mapa donde se trazó una línea para dividir a los manifestantes: hacia la Av. Corrientes los militantes del pañuelo verde y hacia la Av. Belgrano los manifestantes ahora del pañuelo azul.

Desde la primera hora de la mañana, manifestantes de ambos colectivos empezaron a llegar a los alrededores del Congreso. Cada sector con sus banderas, cánticos, bombos y listado de actividades. Por un lado, el "¡Sí a la vida!" y, por el otro, el grito eufórico "¡Aborto legal en el hospital!".

Pero con el correr de las horas, la intensidad de la jornada y la defensa de cada reclamo comenzó a sentirse con más fuerza y los manifestantes empezaron a protagonizar algunos cruces.

En un momento de la tarde, militantes que llevaban el pañuelo verde se fueron sobre las vallas que dividen a los dos colectivos y empezaron a gritar a viva voz: "¡Aborto legal en el hospital!". Por su parte, algunos manifestantes provida se acercaron para responder a los gritos su postura y reclamo. Pero los mismos referentes contra la despenalización se acercaron y pidieron "no caer en provocaciones". También, según pudo saber LA NACION, hubo llamados entre los organizadores con el mismo pedido: no caer en provocaciones y mantener un reclamo pacífico.

En ese mismo instante, también se pudo ver efectivos de la Policía de la Ciudad separar con un cordón de agentes a los militantes provida de aquellos militantes a favor del aborto legal que traspasaron su sector, dado que colapsaron las inmediaciones.

Ya a las 17 horas no se podía avanzar por la zona debido a la cantidad de asistentes con el pañuelo verde, según La Campaña, ya había cerca de 200.000 concurrentes. "Pidieron la mitad de la plaza y se puede ver el cemento", dijo una chica con un micrófono cerca del escenario de las agrupaciones por el aborto legal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.