Los entretelones de la salida de Julen Lopetegui: la furia del presidente Rubiales, el "motín" de los jugadores para que siga y el dinero que perderá la Federación

El desconcierto en el plantel de España tras la salida de Lopetegui
El desconcierto en el plantel de España tras la salida de Lopetegui Fuente: Archivo
Tomás Bence
(0)
13 de junio de 2018  • 08:54

KRATOVO, Rusia.- La noticia sacudió al mundo del fútbol. España se quedó sin entrenador a horas del debut en el Mundial. El despido de Julen Lopetegui sorprendió no solamente a los españoles sino al mundo del fútbol. A horas de que arranque la Copa del Mundo -este jueves será el partido inaugural- una de las selecciones candidatas a pelear el título se quedó sin su técnico.

La novela comenzó ayer, cuando Real Madrid lo anunció a Lopetegui como nuevo entrenador, una vez que finalice el Mundial. Pero muchas cosas pasaron en el medio. Las últimas horas en la concentración española fueron muy tensas. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) despidió al DT, haciendo oídos sordos al pedido que encabezó buena parte del plantel: que siga en su cargo, algo que ya no tiene vuelta atrás. Lo que más molestó al presidente de la RFEF, Luis Rubiales, fue enterarse del nuevo contrato de Lopetegui con Real Madrid 5 minutos antes del anuncio de la entidad merengue. Intentó primero que Real Madrid no comunicara la noticia, después trató de contactarse telefónicamente con Lopetegui, pero éste ya estaba parado frente al plantel dándole veracidad a los rumores que ya habían llegado a la concentración. Puertas adentro, trascendió que Rubiales hubiese esperado otro accionar del entrenador, poner el tanto a los dirigentes de que estaba con un ofrecimiento laboral para después del Mundial. Y también entendía que era una obligación del técnico como empleado de la RFEF. El desenlace repentino shockeó primero y enfureció luego al presidente, que nunca dudó de la medida drástica que tenía que tomar.

Julen Lopetegui fue destituido como seleccionador español a dos días del Mundial - Fuente: AFP

0:55
Video

En ese contexto, no fueron pocos los que recordaron la acalorada conversación que, la jornada anterior, en una de las canchas de entrenamiento, sostuvieron Lopetegui con Fernando Hierro, Director Deportivo de la RFEF, en medio del revuelo que ya había generado, en España y en el búnker del seleccionado en Rusia, la noticia del contrato del DT con Real Madrid.

Fue Sergio Ramos quien encabezó el "motín" en Krasnodar, donde España tiene su búnker. El capitán fue la voz cantante en un pedido que no fue unánime: la continuidad del DT. Ramos, además, es el capitán de Real Madrid, próximo destino de Lopetegui. El reclamo por el entrenador hasta "dividió" al plantel, ya que varios jugadores no dieron la cara por el ya ex técnico. Junto con Ramos, validando el pedido a Rubiales, estuvieron otros "pesados" del plantel: Andrés Iniesta, David Silva, Gerard Piqué y Sergio Busquets. Pareció, en un primer momento, que ese reclamo sería escuchado. Pero no: unos minutos después de ese pedido, anunciaron la salida de Lopetegui.

España está convulsionada tras la salida del entrenador a dos días del debut ante Portugal
España está convulsionada tras la salida del entrenador a dos días del debut ante Portugal Fuente: Archivo

Lo hizo el propio Rubiales en una conferencia de prensa. Allí trató de desactivar la supuesta bomba de los futbolistas. "Hablé con los jugadores. Me atendieron muy bien y me dijeron que harán todo lo posible por ganar el Mundial con el nuevo cuerpo técnico".

Pero si algo más le faltaba a esta historia, es que la decisión de la Real Federación Española de echar al entrenador costará más de lo supuesto. Cuando Real Madrid anunció ayer que lo contrataría post-Mundial, varios medios publicaron que el club debía pagar cerca de dos millones de dólares por la rescisión del contrato. Sin embargo, tras haberlo despedido, la Federación no solamente no recibirá ese dinero, sino que además deberá acordar la cifra con el técnico por haber incumplido lo que estaba firmado. Horas más tarde llegaría la confirmación de que Hierro dejaba su cargo de Director Deportivo para ponerse al frente del plantel, a apenas 48 horas del debut contra Portugal y Cristiano Ronaldo.

España, uno de los candidatos al título en Rusia, provocaba una de las mayores revoluciones previas al comienzo de una Copa del Mundo. Y no precisamente futbolística.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.