Suscriptor digital

Tras la suba de tasas en Estados Unidos, el dólar marcó un nuevo máximo histórico

Crédito: Shutterstock
(0)
13 de junio de 2018  • 16:01

El dólar volvió a tomar vuelo hoy y terminó vendiéndose a $26,69 en un nuevo máximo histórico, después de que la Reserva Federal de los Estados Unidos anunciara que subía la tasa de interés para situarse en una franja de entre 1,75% y 2%.

Si bien la divisa abrió la jornada con una leve tendencia a la baja, pasado el mediodía esto se revirtió y cerró a $26,26 en el segmento mayorista -unos 51 centavos por encima de ayer, lo que implica una depreciación del 1,9%- y a $26,69 en el minorista-es decir, 31 centavos más que el último cierre. Esto a pesar de que el Banco Central vendió US$99 millones.

La tendencia devaluatoria se reflejó, en menor medida, en la dinámica cambiaria de los países de la región. En México, el peso retrocedió un 0,3%, mientras que, en Uruguay, la moneda se depreció un 0,4%. En Brasil, en tanto, el real se mantuvo sin cambios.

Consultado por LA NACION, el head portfolio manager en Cohen, Diego Falcone, dijo que obviamente el contexto externo no es favorable a la Argentina ya que, si bien el dólar a nivel global se deprecio un poquito y las monedas emergentes estuvieron mixtas, monedas como el peso argentino sufren.

"En este contexto, no hay síntomas de que esto vaya mejor. Lo externo no mejora para la Argentina y el dólar sigue demandado, aunque hoy no hubo una salida de inversores que dejaron Lebacs y se fueron al billete para irse de la Argentina como ayer", explicó.

Por otro lado, el economista y trader, Diego Martínez Burzaco, dijo que la suba de tasas de la Reserva Federal fue un "sobre llovido mojado" en el mercado y que la previsión de dos subas adicionales en 2018, implica una suba más de lo anticipado.

Por su parte, el economista y miembro del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur), Amilcar Collante, también opinó que el contexto internacional no ayuda porque con este aumento de las tasas estás en peores condiciones para que venga el financiamiento. Además, según Collante, esto genera una presión alcista al tipo de cambio ya que "todas las monedas se movieron después del anuncio y la nuestra es una moneda bastante vulnerable".

Más allá de esto, el economista dijo que estamos en un momento de stand by sin nada que ancle las expectativas hasta que llegue el primer desembolso del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"La gente se sigue dolarizando y del lado de la oferta no hay nadie. Es todo demanda. No hay algo que diga que ya pasó la turbulencia. Ahora el Banco Central parece estar esperando el desembolso para tener esa carta, pero es muy errático es sus comunicaciones. Primero, dijeron que el dólar iba a flotar libremente, después intervino, hoy estuvo el anuncio de Finanzas de que va a disponer de US$7.500 millones del acuerdo para ponerle techo al dólar y las expectativas te juegan en contra", puntualizó.

"Todavía no hay control. Estamos en una transición y va a haber días turbulentos hasta llegar a puerto. No hay una unificación del mensaje y eso aumenta la incertidumbre", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?