La Asamblea de la FIFA: la entidad revive después del escándalo

La Asamblea de la FIFA
La Asamblea de la FIFA Fuente: Reuters
Sebastián Fest
(0)
13 de junio de 2018  • 23:59

MOSCÚ.- Aunque es cierto que el Mundial recién comienza hoy, los días previos a la cita rusa fueron de alto voltaje, con emociones propias de partidos y España llevándose el trofeo de campeona en cuanto a generar titulares. El congreso de la FIFA, que duró apenas cuatro horas y media, no fue ajeno a ese clima: Gianni Infantino tenía la responsabilidad de que la elección de la sede del Mundial 2026 discurriera sin problemas ni sospecha. ¿Una obviedad? Para nada. La última vez que la FIFA votó la sede de un Mundial fue el principio del fin, porque la doble elección del 2 de diciembre de 2010 llevó el 2018 a Rusia, 2022 a Qatar y al FBI a las entrañas del poder del fútbol. Según Infantino, lo que le entregó Joseph Blatter el 26 de febrero de 2016, el día que fue elegido presidente, fue una organización muerta. O algo peor, algo bastante parecido a un zombie.

"La FIFA estaba, desde el punto de vista clínico, muerta. Hoy es una organización viva. Las reformas, los principios de buen gobierno que lanzamos fueron decisivos para que la FIFA resucitara", dijo el jefe del fútbol mundial, que en su discurso se floreó hablando francés, alemán, castellano, inglés e italiano. Feliz al confirmar que las cosas discurrían plácidamente, se permitió bromear con el presidente Vladimir Putin y con la historia del país más grande del mundo: "Rusia jamás fue conquistada, pero la noticia de último momento hoy es que a partir de mañana, Rusia será conquistada. Rusia va a ser conquistada por el fútbol". Lograda o no, la broma le arrancó una sonrisa al jefe del Estado ruso, que financió el Mundial más caro de la historia para que el nombre de Rusia brillara entre las potencias.

Entre los presentes estaba Claudio Chiqui Tapia , que negó a LA NACION que el lío de la cancelación del amistoso en Israel afectara a la selección en cuanto a su puesta a punto competitiva: "Era un partido, nada más. No hay diferencia". La Argentina tuvo su pequeño éxito con el ingreso de Andrés Paton Urich como miembro del Tribunal de Apelaciones de la FIFA.

Y aunque no está definido aún el año, y mucho menos la fecha en que se celebrará la elección, la candidatura de Argentina, Uruguay y Paraguay para ser sede del Mundial 2030 fue motivo de conversación. ¿No la perjudica el hecho de que cuatro años antes haya una Copa del Mundo en el mismo continente? "¡No, son dos confederaciones distintas!", argumentó Alejandro Domínguez , presidente de la Conmebol.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.