Suscriptor digital

Aborto: el Gobierno celebró el "amplio debate" y busca contener a los derrotados por la media sanción

Cerca de Marcos Peña, festejaron "que se haya dado el debate como se dio, en el contexto de la libertad de conciencia que tuvieron los diputados"
Cerca de Marcos Peña, festejaron "que se haya dado el debate como se dio, en el contexto de la libertad de conciencia que tuvieron los diputados" Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Jaime Rosemberg
(0)
14 de junio de 2018  • 11:02

En una Casa Rosada vallada y en silencio, nadie quiso emitir opinión. "Presindencia de Presidencia", fue el curioso juego de palabras que eligió uno de los diputados macristas de más llegada al Poder Ejecutivo, un rato antes de que la Cámara baja aprobara por cuatro votos de diferencia y girara al Senado el discutido proyecto de despenalización del aborto .

Aborto: Diputados dio media sanción a la despenalización del aborto

00:26
Video

Funcionarios y legisladores coinciden: no hubo, esta vez, sugerencias del Poder Ejecutivo a los legisladores, a favor o en contra de la iniciativa. Las durísimas peleas dentro del bloque Cambiemos -y el enojo explícito de Elisa Carrió con el impulso del Gobierno al debate de la legalización- convencieron al presidente Mauricio Macri y sus funcionarios de confianza de no impulsar a ninguna de las dos posturas en pugna.

"Cada uno opinará ahora según lo que pensaba antes de la votación. Pero no es un tema de la Casa Rosada", afirmaron cerca del Presidente, que durante la votación ya estaba en vuelo a Paso de la Patria, en Corrientes para participar de un acto conjunto con el gobernador radical Gustavo Valdés.

Cerca del jefe de gabinete Marcos Peña , que encabezó bien temprano la reunión diaria con sus colaboradores, festejaron "que se haya dado el debate como se dio, en el contexto de la libertad de conciencia que tuvieron los diputados", según afirmó un vocero.

"El Presidente desdramatizó el tema, lo cual es genial para las costumbres argentinas", agregó el vocero, y recordó que durante la reunión del gabinete del martes el Presidente se mostró contento "porque ningún diputado me llamó para pedir instrucciones". En un almuerzo de la Fundación Mediterránea, Peña afirmó ayer que el debate por la despenalización del aborto era en sí mismo "un avance para la democracia".

"El Presidente no tiene por qué meterse en este tema", coincidió la diputada macrista Cornelia Schmidt Liermann, una de las principales opositoras a la ley. "Literalmente nos dejaron en libertad de acción. No se quisieron meter", afirmó otro diputado con peso específico en el bloque. Desde ese sector hablaron de "cosas raras" que pasaron durante la noche, y acusaron a los macristas liderados por Daniel Lipovetzky de "presionar" a varios de sus pares para votar a favor de la despenalización.

"El enojo de quienes perdieron es lógico, pero no nos metimos", reiteraron desde la Casa Rosada con miras al sector de Pro y a Carrió, que quedaron disconformes luego de su derrota en la intención de frenar la ley. En Balcarce 50 también dirigieron renovados elogios por la manera en la que Emilio Monzó-reincorporado a la mesa chica-"manejó una votación difícil y discutida".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?