Robbie Williams, un show con gusto a poco y un gesto obsceno insólito

Robbie Williams y la soprano rusa Aida Garifulina fueron las atracciones centrales y excluyentes de la ceremonia inaugural
Robbie Williams y la soprano rusa Aida Garifulina fueron las atracciones centrales y excluyentes de la ceremonia inaugural Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco / Enviado especial
Ricardo Marín
(0)
14 de junio de 2018  • 12:43

La ceremonia de apertura de Rusia 2018 fue tan corta que su emisión televisiva pudo confundirse con un trailer de la misma, aunque lo que se vio fue interesante y estéticamente correcto, con excepción de un exabrupto de Robbie Williams. El inicio estuvo dado por un video grabado en el que un chico ruso recorría la capital llevando una pelota de fútbol y sobre el río Moscova el violinista Yuri Bashmet, ganador del Grammy en 2007, y el pianista Danil Triifonov, que se llevó el mismo galardón pero en 2017, tocaban música de Tchaikovsky.

Las mejores imágenes de la fiesta inaugural del Mundial de Rusia 2018

3:47
Video

Robbie Williams y su insólito gesto
Robbie Williams y su insólito gesto

La cámara llegó al estadio Luzhniki, donde en el medio de la cancha había un escenario con la forma de una pelota de fútbol y en el resto del campo de juego estaban distribuidos los gajos de un balón en distintos tonos de verde y amarillo. El chico del video inicial ingresó en la cancha de la mano de Ronaldo , el futbolista brasileño campeón del mundo junto a su selección en 1994 y en 2002. Luego acompañó a Robbie Williams que se presentó cantando su tema "Let Me Entertain You" ("Dejame entretenerte") acompañando de un grupo de bailarines y bailarinas. Williams cantó luego su tema "Feel". Al finalizar hizo su aparición la soprano rusa Aida Garifulina, montada en un pájaro de fuego naranja y amarillo. La cantante, una de las estrellas más apreciadas actualmente de la lírica local, acompañó al cantante británico en su tema "Angels".

Fuente: AP

La despedida de este corto espectáculo vino dada por la presencia nuevamente de Ronaldo, en este caso acompañado por la mascota de la Copa del Mundo, Zabivaka, y Robbie Williams interpretando "Rock DJ". Llamó poderosamente la atención el gesto obsceno que el cantante realizó ante la cámara, fuera de contexto y en un evento de esta magnitud. Fue el final de una ceremonia un tanto fría para un encuentro deportivo que encenderá la pasión deportiva en todo el planeta durante los próximos 30 días.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.