Nosotros no encendimos el fuego (¿o sí?)

De la locura del Siglo XX a la del tránsito en el XXI
Gabriel Tomich
(0)
16 de junio de 2018  

Harry Truman, Doris Day, Red China, Johnnie Ray, South Pacific, Walter Winchell, Joe DiMaggio, Joe McCarthy, Richard Nixon, Studebaker, televisión, North Korea, South Korea, Marilyn Monroe, Rosenbergs, H-bomb, Sugar Ray, Panmunjom, Brando... We didn't start the fire / It was always burning since the world's been turning / We didn't start the fire / No we didn't light it but we tried to fight it".

Esto dice un fragmento de la primera estrofa y el estribillo de la excelente y famosa canción Nosotros no encendimos el fuego (We didn't start the fire) en la que el gran Billy Joel describe, a través de la enumeración de nombres de personajes famosos, películas, objetos y algunos hechos, la enajenación del Siglo XX. Tomamos el ejemplo para aplicarlo a la locura de la movilidad en la Argentina. Quedaría algo así: "Bicisendas, Metrobus, palos plásticos, Panamericana y peajes a full. Avenidas cortadas, colectiveros apurados, taxistas de paseo, calles reasfaltadas, calles repoceadas, cambios de mano, cruzás por la mitad, en doble fila parás, bicis y motos de contramano (con insultos además). Piquetes, semáforos que no andan, maceteros, desvíos por obras, caos vehicular, el subte que no anda, la 25 de Mayo colapsada. Contenedores y cartoneros, bocacalles peligrosas, el giro para qué y zigzag en la Gral Paz. Picadas con nitro, manejar con el celular, los chicos sin atar, vallas de gas y luz, exceso de velocidad, ómnibus a mil, camiones que no frenan, fotomultas, infracciones sin control, subidas y bajadas en cruz, obras aquí y allá, VTV y autopartes, coches caros, patente igual y los combustibles que no paran de trepar. Nosotros no encendimos el fuego / Estuvo siempre quemándose, desde que el mundo está girando / No, no lo encendimos... Pero le echamos nafta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?