Con las virtudes de siempre

En el top ten de los SUV más vendidos del mundo, la tercera generación del Nissan X-Trail conserva la versatilidad, la robustez y el confort que destacaron al modelo en nuestro país
Gabriel Tomich
(0)
16 de junio de 2018  

El renovado Nissan X-Trail
El renovado Nissan X-Trail

En el ránking mundial de utilitarios deportivos (SUV) 2017, Nissan impactó con tres modelos dentro del top ten: Qashqai (6°, 498.235 unidades), Rogue (7°, 449.259) y X-Trail (8°, 430.325); estos últimos hermanos mellizos (el Rogue para EE.UU.), aunque no exactamente iguales.

Aquí nos ocupa el X-Trail, SUV mediano que regresa al país en su tercera generación (denominada T32, que siguió en 2013 a las T30 de 2000-2007 y T31, 2007-2013), con el restyling realizado el año pasado para mantenerlo vigente y en una única versión, la Exclusive CVT.

Estéticamente, este X-Trail mantiene las líneas más bien cuadradas y robustas de sus antecesores (aunque suavizadas y sin grandes alardes), clásicas de los SUV pioneros, pero respetando el actual lenguaje de diseño V-Motion de Nissan.

El leit-motiv del X-Trail es otro: amplitud, practicidad y confort para viajar sin dejar de lado aventurarse fuera del asfalto, otro de los atributos que siempre lo destacó.

Dentro de ese combo confort-practicidad está la habitabilidad, muy cómoda no solo para los pasajeros delanteros, sino también para los traseros, que disponen de un asiento con ajuste longitudinal y respaldo reclinable, que les permite encontrar un gran espacio para las piernas, tanto en las plazas laterales como en la central, más amplia que lo estándar (con apoyacabeza y cinturón inercial). Este sistema modular, ofrece además un volumen de 440 litros para el baúl (hasta 1982 rebatiendo los asientos), cuyo piso puede regularse en tres alturas (tipo estantería). Un detalle no menor: el extenso techo panorámico, que aporta gran luminosidad a todo el habitáculo. Está dividido en dos: la parte delantera se abre (comando eléctrico), la trasera (más grande) es fija.

Interior del Nissan X-Trail
Interior del Nissan X-Trail

La posición de manejo es muy cómoda (más bien alta) por la confortable butaca (tecnología Zero Gravity) con regulación eléctrica (y calefacción), y la notable ergonomía de todos los comandos; ayuda al confort la impecable dirección eléctrica. La pantalla táctil central es algo chica (6,2") para un SUV; se nota que es un agregado no previsto en el diseño original (se lanzó en 2013). Otro faltante es la cámara de retroceso, casi de rigor hoy; si bien tiene sensores de estacionamiento traseros, no los tiene adelante. El resto del equipamiento está completo: 6 airbags, climatizador bizona, portón con apertura automática No touch (hay que pasar el codo por el sensor de la zona central), apertura y arranque sin llave (Keyless), excelente computadora de viaje, que brinda muchísima información y amplio sistema de infotainment (radio, CD, 2 puertos USB, MicroSD, Bluetooth, navegador, mirroring del celular y comandos de voz).

Probado y confiable

El conjunto mecánico está integrado por el conocido motor aspirado de 4 cilindros 16v y 2.5 L, que entrega una potencia de 171 CV a 6000 rpm y un par de 233 Nm (23,8 kgm) a 4000 vueltas, y una caja automática del tipo CVT (transmisión variable continua), de funcionamiento muy suave y rápido, que se asocia a una de las perlas que siempre tuvo el X-Trail: el sistema inteligente 4x4 All Mode (con los modos 2WD, tracción simple; Auto, el sistema distribuye el par automáticamente, y Lock, 4x4 bloqueada), que brinda una gran capacidad off-road en caminos difíciles, barro, nieve y arena.

Esta mecánica ofrece una gran agilidad tanto en ciudad como en ruta (acelera de 0 a 100 km/h en 11,2 s; de 0 a 400 en 19,6 s y de 80 a 120 km/h en Drive le requiere 6,8 s). El consumo es dispar: alto en ciudad (por la combinación motor 2.5 L y caja CVT), 13,2 L/100 km, y muy bueno en ruta a 120 km/h (9 L/100 km), gracias a que la caja lleva en un régimen muy relajado al motor.

Buen techo panorámico
Buen techo panorámico

Para destacar, tanto el confort de marcha (suave y de gran copiado del terreno) como el comportamiento dinámico (aplomado y confiable), gracias a las suspensiones, McPherson delantera y Multilink trasera, que resultan la mejor combinación para brindar un gran equilibrio entre estos atributos muchas veces antagónicos. Además, frena muy bien y estable para un peso de 1612 kg (100 km/h a 0 en 42,5 m). También la electrónica hace lo suyo este excelente comportamiento, este X-Trail dispone de controles de tracción (TCS), de estabilidad (ESP) y dinámico vehicular (VDC), de ascenso (HSA) y de descenso de pendientes (HDC) y alerta de salida del carril (LDW), entre otros. Lo dicho, un vehículo para la familia, con un precio de $1.199.000, que lo posiciona muy bien frente a sus rivales en la ecuación costo-beneficio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?