srcset

Secreto de la arquitectura porteña: la clásica Galería Santa Fe

Cecilia Acuña
(0)
21 de junio de 2018  

La Galería Santa Fe es uno de los espacios porteños más icónicos, donde se integraron alguna vez el arte y el comercio. Hoy se parece a un pueblo fantasma con murales de gran valor artístico acompañados de decenas de locales vacíos a la espera de una reactivación utópica.

Dónde queda

En Recoleta. Sobre la avenida Santa Fe entre Rodríguez Peña y Montevideo. Es vecina de la Bond Street, además de uno de los íconos de este estilo de construcción que tuvo su momento de esplendor durante las décadas de los 60, 70 y 80.

Por qué la elegimos

Porque es una reliquia artística. Construida en 1954, la Galería Santa Fe pertenece al movimiento de la arquitectura moderna argentina. Fue diseñada por el estudio Aslan y Ezcurra, que durante esos años construyó más de 50 galerías de este tipo con la premisa de integrar arte y arquitectura. Para la época, el concepto que se utilizaba era de shopping streets debido a que tanto esta como otras del mismo estilo conectan calles y funcionan como pasajes escondidos en la ciudad. La Galería Santa Fe permite llegar a Marcelo T. de Alvear a través de sus pasillos como un pasadizo secreto a mitad de cuadra.

El dato

Los murales pintados por destacados artistas como Raúl Soldi y Luis Seoane ocupan más de mil metros cuadrados de la estructura de la galería.

1-Desolación. De las decenas de locales con los que cuenta la galería, solo unos pocos están ocupados por comercios de diferente índole. Nada los agrupa, sino que se ubican de manera aleatoria a lo largo y a lo ancho del lugar. La desolación del espacio parece ser ley. Junto con el resto de las galerías porteñas, la Santa Fe también sufre el ocaso de la batalla perdida frente a los shoppings y comercios a la calle. Los locales se encuentran custodiados por uno de los murales cenitales de estilo surrealista realizado por los artistas Leopoldo Presas y Leopoldo Torres Agüero.

Fuente: Brando - Crédito: Claudio Larrea

2-La casa de las pelucas. Es uno de los pocos negocios abiertos al público donde funciona un salón de belleza y una fábrica de pelucas de pelo natural. Dirigido por el peluquero y armador de pelucas Ricardo Lopreste, los maniquíes de cabezas de la vidriera son testigos del escaso movimiento de personas que pasean por los interiores de la galería.

Fuente: Brando - Crédito: Claudio Larrea

3-Interiores. Cubiertas por venecitas de colores, las paredes de la galería forman figuras geométricas que también completan el perfil artístico del lugar. En los pasillos que están más cerca de Marcelo T. de Alvear se conservan vitrinas de época que en su momento sirvieron para mostrar de manera rotativa los tesoros vendidos allí dentro. Junto con las venecitas, sobre la entrada de la avenida Santa Fe, se puede admirar el trabajo de la escultora Noemí Gerstein, que en las rejas de hierro forjado representó a los obreros trabajando en la construcción de la galería. ¿Una curiosidad? Se trata del primer trabajo en hierro forjado de la artista.

Fuente: Brando - Crédito: Claudio Larrea

4-La intervención de Soldi. Así como en la década del 40, el artista pintó la bóveda de las Galerías Pacífico, en 1953 también fue convocado por Aslan y Ezcurra para intervenir dos espacios en la entrada de la Galería Santa Fe. El primero, sobre la pared izquierda de la entrada, fue realizado en homenaje a su novia, que vivía enfrente. El segundo, y más impresionante, es el mural abovedado del espacio central de la galería. Allí, Soldi pintó en forma de espiral motivos diferentes relacionados con las actividades cotidianas que se sucedían en la galería.

Fuente: Brando - Crédito: Claudio Larrea

5 y 6-El acceso. La galería bien podría convertirse en un museo de murales. Sobre el techo de la entrada se encuentra el que realizó Juan Batlle Planas, acompañado de las rejas talladas por Gerstein y del mural dedicado a la novia de Soldi, y en la actualidad, por dos locales de vestidos de fiesta que hoy no pueden faltar en ninguna galería que se jacte de sí misma. Luis Seoane y Gertudris Chale completan la lista de artistas convocados para intervenir la galería.

Fuente: Brando - Crédito: Claudio Larrea

Elegido por: Clara Miguens y Rodrigo Ruiz Medina

Clara Miguens es licenciada en Planificación y Diseño del Paisaje por la UBA, especialista en diseño del espacio público. Rodrigo Ruiz Medina es arquitecto, especialista en planificación urbana y diseño del espacio público, con criterios de sustentabilidad y normas LEED. Socios del estudio RM2. Se desempeñan como consultores y asesores para municipios del país en proyectos de distintas escalas relacionados con higiene urbana, reciclado, medio ambiente y deportes, entre otros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?