El Maestro Tabárez y un festejo que llegó desde el alma, en la primera gran emoción de Rusia 2018

El Maestro Oscar Tabárez, en su ingreso en la cancha para el debut ante Egipto
El Maestro Oscar Tabárez, en su ingreso en la cancha para el debut ante Egipto Fuente: AP
Claudio Cerviño
(0)
15 de junio de 2018  • 11:37

Explota Uruguay en la cancha con el cabezazo goleador de Josema Giménez en Ekaterimburgo. Explota Uruguay en Montevideo y otras ciudades uruguayas con el 1-0 agónico sobre Egipto. Explota el alma de un luchador incansable, perseverante, tozudo, como el Maestro Oscar Washington Tabárez, que sale del banco gritando con su sello "¡¡Uruguay viejo nomá!!".

Resumen del partido Uruguay - Egipto en el Mundial de Rusia 2018

01:16
Video

A los 71 años, el exentrenador de Boca no ha perdido la pasión por el fútbol a pesar de sus limitaciones físicas. La neuropatía crónica que lo persigue desde hace un par de años, ese trastorno neurológico que afecta el sistema nervioso periférico y debilita los brazos, las piernas, el tronco, lo tiene limitado, sí, pero nada frena su espíritu. Ya no le hace falta el carrito eléctrico que utilizaba para moverse durante la Copa América 2016.

Por eso salió eyectado del banco primero para gritar el gol de la victoria, y luego tomando su ahora compañero necesario y que ya es parte del inventario, el bastón, para subir como puede los escalones y meterse en la cancha. Emociona el Maestro y sigue siendo un ejemplo para todos los que no encuentran estímulos cada día. Sabiendo que siempre hay margen para seguir peleando.

Hace unos meses, en una entrevista con LA NACION, Tabárez decía sobre las sorpresas del Mundial. "¿Y por qué no puede ser Egipto? Cuando acá escuché que ya sacaban cuentas de los posibles cruces para los octavos de final, me despaché y hablé de Cúper. Él todavía jugaba cuando yo dirigía en la Argentina, fue un jugador importantísimo en el Ferro de Griguol y seguro tomó conceptos de una imposición de lo colectivo por encima de las grandes estrellas; además, hay que ver que a su Egipto no le convierten goles., eso no es casual. Yo no sé cómo va a ser el partido, pero cabe la posibilidad de que sea un partido dificilísimo. Tengo mucho respeto por los que supuestamente son más débiles, está lleno de grandes hazañas en el fútbol. Mire a Islandia, es maravilloso, esas cosas me despiertan admiración". Casi como una premonición de lo mucho que le costó a la Celeste salir airoso en su debut.

En la conferencia de prensa, el Maestro se refirió a la serie adversa que Uruguay logró quebrar después de 48 años: Uruguay no ganaba en un debut mundialista desde México 1970: "Bueno, pasa siempre en el fútbol, las estadísticas se caen. Esta es una más, por suerte". Y agregó sobre qué les dijo a los jugadores en el entretiempo, cuando no podían quebrar la igualdad: "Lo que quieren todos los uruguayos es lo mismo que queremos nosotros: ganar el partido. Pero ustedes son los únicos que pueden conseguirlo, así que adelante". Se despidió defendiendo a Luis Suárez, que tuvo varias chances para convertir, pero no pudo: "Son las famosas rachas de los goleadores. Lo de Luis no es algo que nos preocupe. Mientras siga insistiendo...".

El saludo de Héctor Cúper al Maestro Tabárez antes del choque Egipto-Uruguay
El saludo de Héctor Cúper al Maestro Tabárez antes del choque Egipto-Uruguay Crédito: Vadim Ghirda / AP

Pasó la inauguración, la ceremonia con gusto a poco y el gesto obsceno insólito de Robbie Williams. Pasaron también la goleada rusa, el gesto de Vladimir Putin en el palco tras el quinto gol de la selección de su país y la imagen de Diego Maradona desparramado en un palco debajo de los jeques. Pero que nadie dude que la imagen que más impacto causó en este arranque del Mundial fue la del Maestro Oscar Tabárez saliendo desde el banco a transmitir su inextinguible pasión. Dando cátedra hasta con los gestos que movilizan el alma.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?