Plantas de interior: cuáles son las indicadas para decorar una biblioteca

Crédito: Archivo Revista Jardín
15 de junio de 2018  • 18:45

Intercaladas, colgantes, suculentas, con follaje atractivo, estas son algunas de las especies que podemos usar para darle un toque verde y natural al espacio en el que atesoramos nuestros libros.

La Ceropegia woodii es una suculenta de largos tallos péndulos, ideal para sumar a una biblioteca en interiores luminosos. Es de fácil cultivo: basta con un sustrato permeable y riegos regulares. Resiste el frío y la sequía en invierno. Crédito: Archivo Revista Jardín
Las peperomia son resistentes siempre y cuando se cumplan las condiciones de riego. En invierno, nunca más de una vez cada 15 días Crédito: Archivo Revista Jardín
El combo perfecto: terrarios y plantas con macetas muy decorativas. Crédito: Archivo Revista Jardín
Un aspecto clave es que las macetas sean livianas, fáciles de mover si fuera necesario. Se pueden intercalar entre objetos decorativos y libros. Aquí se usaron especies de Chamadorea elegans, filodendro y monstera. Al lado del sillón, un Phlebodium aureum. Crédito: Archivo Revista Jardín
Philodendron: su nombre signifca amigo de los árboles y prosperan si reciben luz filtrada Crédito: Archivo Revista Jardín
La Monstera obliqua es una trepadora de crecimiento lento. En interiores, debe colocarse en sitios cálidos, húmedos y luminosos. No resiste cambios bruscos de temperatura y necesita buen riego pero sin encharcar Crédito: Archivo Revista Jardín
El popular potus es una de las plantas de interior más resistenes: soporta baja luz, resite la sequía y los sustratos deficientes Crédito: Archivo Revista Jardín

TEMAS EN ESTA NOTA