Santa Fe, un lugar ideal para que los Pumas refunden las bases frente a Gales

Martín Landajo prepara un pase durante el captain run previo al desquite con Gales
Martín Landajo prepara un pase durante el captain run previo al desquite con Gales Crédito: Villarpress
Alejo Miranda
(0)
15 de junio de 2018  • 21:46

SANTA FE.- En 1853, la Argentina fundó en esta ciudad las bases de su sistema republicano al sancionar la Constitución Nacional que, con modificaciones, aún la rige. Hasta aquí llegaron los Pumas con la ilusión de fundar, de una vez por todas, las bases sobre las que puedan construir su camino hacia el Mundial Japón 2019, ilusión que ya lleva dos años y un partido intentando acertarle al punto de partida.

Hoy, a las 16.40 y en la cancha de Colón, el seleccionado argentino se enfrentará con Gales con la misión de renacer del peor desempeño en el ciclo que comenzó luego del último Mundial. Siete días atrás, el equipo de Daniel Horcade lució desorientado y los jugadores se hicieron cargo de su inconsistencia. Está en ellos reaccionar; está en el cuerpo técnico inspirar esa reacción.

La derrota por 23-10 en San Juan frente al mismo rival de hoy, en el primer compromiso del año para los Pumas, quedó magnificada por el buen presente que transitaba el mismo equipo con la camiseta de Jaguares en el Súper Rugby, y más aun por el arrastre de derrotas que acumula el seleccionado: 18 en los últimos 21 partidos, 20 en 26 desde la finalización de Inglaterra 2015.

Una de las virtudes de Jaguares en esta temporada es crecer partido tras partido. No dar pasos en falso, no retroceder. Cada fin de semana mostró una evolución, aun en la derrota. Y es esa la deuda del plantel cuando se pone la camiseta celeste y blanca. Más allá de lo complejo de la transición de los últimos dos años, el trayecto ha estado plagado de contramarchas. Ninguna tan aguda como la sufrida ante Gales.

"Costó un par de días sacarse la bronca", admitió Agustín Creevy. "La derrota dolió, y mucho. Fue una semana dura, de mucha autocrítica. Tuvimos muchas reuniones; ahí se trabaja la cabeza. Hay que levantarse rápidamente para revertir la situación", sotuvo el capitán.

Los jugadores se hicieron cargo de la actuación fallida. Hourcade les ratificó la confianza repitiendo la formación inicial, excepto por el cambio de medio-scrums. Tampoco se alterará el plan de juego. "Vamos a tratar de llevar adelante la estrategia que planeamos para el partido pasado y que no llevamos adelante", expresó el hooker para la nacion.

La premisa es sencilla: ganar el punto de contacto. A partir de eso, según aducen, se aceita todo el engranaje. "Es el aspecto en que más nos superaron. La desorganización del sistema de juego fue producto de eso", resumió Creevy. Es cierto que sin llevar a cabo ese fundamento es imposible imponer el juego que uno pregona. La duda que subyace, y que no se pudo entrever en San Juan, es qué sucede una vez que se ejecuta esa faceta. Cuánto tomó Hourcade de las bases que adquirió el equipo en el Súper Rugby, qué le agregó para hacer frente a un duelo internacional y hasta qué punto esas alteraciones son fructíferas.

Tampoco estaría mal tener un plan B para el caso de que no se logre torcer a Gales en su mayor virtud (la defensa y el breakdown). Por ejemplo, buscar los palos en cada oportunidad en que se pueda es una alternativa válida y pocas veces utilizada. En el rugby de test-matches las chances no abundan como en el Súper Rugby, y contra la falta de efectividad en los últimos metros, un estigma de este seleccionado, se combate mejor con puntos en el bolsillo que yendo al choque.

El ingreso de Martín Landajo responde, según Hourcade, a una lesión que sufrió Gonzalo Bertranou en un hombro. "No le impide jugar, pero es muy dolorosa", explicó el entrenador. El ex 9 de CASI, que jugará su test-match Nº 80, es uno de los preferidos del tucumano, al punto que tuvo acción en todos los compromisos de su ciclo.

Gales encaró esta gira sin sus principales figuras, pero ya puede considerarla exitosa, con triunfos sobre Sudáfrica y los Pumas. Su objetivo es finalizar 3-0. Hoy tendrá cinco cambios respecto a la formación que triunfó en San Juan. Tres de los ingresantes debutarán como titulares en el plano internacional.

Faltan 15 meses para Japón 2019. Mucho tiempo, con al menos 16 partidos en el trayecto. Hay margen de sobra como para enderezar el rumbo. Los jugadores demostraron tener el temple y la aptitud necesarios. En algún momento deben ponerlos en práctica en el seleccionado. Es hora de refundar las bases.

Las formaciones:

  • Los Pumas: Emiliano Boffelli; Bautista Delguy, Matías Orlando, Jerónimo De la Fuente y Ramiro Moyano; Nicolás Sánchez y Martín Landajo; Marcos Kremer, Javier Ortega Desio y Pablo Matera; Tomás Lavanini y Guido Petti Pagadizábal; Nahuel Tetaz Chaparro, Agustín Creevy (capitán) y Santiago García Botta.
  • Suplentes: Sebastián Cancelliere, Santiago González Iglesias, Gonzalo Bertranou, Tomás Lezana, Matías Alemanno, Santiago Medrano, Javier Díaz y Julián Montoya. Entrenador: Daniel Hourcade.
  • Gales: Hallam Amos; Josh Adams, Scott Williams, Owen Watkin y George North; Rhys Patchell y Aled Davies; James Davies, Ross Moriarty y Ellis Jenkins; Cory Hill (capitán) y Adam Beard; Tomas Francis, Ryan Elias y Rob Evans.
  • Suplentes: Tom Prydie, Gareth Anscombe, Tomos Williams, Josh Turnbull, Bradley Davies, Dillon Lewis, Nicky Smith y Elliot Dee. Entrenador: Warren Gatland.
  • Árbitro: Jaco Peyper (Sudáfrica).
  • Estadio: Brigadier Estanislao López, Santa Fe.
  • Hora: 16.40
  • TV: ESPN

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.