Daniel Hourcade renunció a Los Pumas tras la nueva caída frente a Gales

Hourcade cumplió un ciclo al frente del seleccionado argentino de rugby Fuente: Archivo
16 de junio de 2018  • 19:51

Tras la caída de los Pumas por 30-12 ante Gales en Santa Fe, que fue la segunda consecutiva ante el mismo rival con una semana de diferencia y jugando de local ante un seleccionado que no llegó con todas sus figuras, el entrenador Daniel Hourcade presentó la renuncia al equipo nacional. La nueva derrota y las señales que reflejan el rendimiento llevaron al alejamiento que comunicó en la conferencia de prensa. "No encontramos respuesta en los jugadores. La responsabilidad es nuestra. Es un ciclo cumplido. Lo veníamos hablando antes con la dirigencia", dijo el Huevo.

Finalizado el partido, los dirigentes de la Unión Argentina de Rugby (UAR) ingresaron al vestuario. Se los vio al presidente Marcelo Rodríguez y al secretario Fernando Rizzi. Pasados algunos segundos, se escucharon gritos, seguidos de llantos de algunos jugadores, que trascendió que no van a hablar por estas horas.

"El equipo vino muy bien con Jaguares, no tiene sentido prolongar la agonía", explicó, aunque se llegó a un acuerdo para que su despedida sea el sábado próximo, en Resistencia, cuando los Pumas se midan con Escocia, en el último de los tres encuentros de la ventana de junio.

"Quizá le pedimos más de lo que podían hacer a los jugadores. Tenían respuestas y ahora no las tienen. No pudimos engranar la idea de juego", profundizó Hourcade, que descartó poner el foco en la actitud de sus dirigidos. "Absolutamente no, la responsabilidad es mía. Ellos vienen mostrando su capacidad y estoy convencido de que el proyecto está encaminado. Ellos han tenido un gran crecimiento individual", sentenció ante esa inquietud.

Rodríguez, por su parte, admitió que ya estaban evaluando opciones para su reemplazo y que una de ellas es que asuma Mario Ledesma, el entrenador de Jaguares.

Se trató de la 19ª derrota de los Pumas en los últimos 22 partidos, con Japón, Georgia e Italia como únicos equipos a los que se venció. Desde el Mundial 2015, la cifra asciende a 21 derrotas en 27 encuentros.