Día del padre: la emotiva historia de lucha de Angel Di María por la vida de su primera hija

La emotiva historia de Mía, la hija de Di María que estuvo internada al nacer pero pudo sobrevivir

2:16
Video
(0)
17 de junio de 2018  • 08:00

Junio suele ser un mes especial para Angel Di María . Ya le había pasado durante el Mundial Brasil 2014. También se dio en la Copa América 2015, y en la Copa América del Centenario 2016. Esta vez es en Rusia , a miles de kilómetros de su Rosario. ¿De qué hablamos? Los jugadores de la selección argentina festejan el Día del padre concentrados. Algunos pueden ver a sus hijos (las familias están en Moscú, a 60 kilómetros de Bronnitsy, y hoy se acercarán al complejo) y otros deben contentarse con un llamado telefónico. Lo cierto es que la fecha coincide, por lo general, con las competencias de selecciones. El plantel argentino está plagado de emotivas historias. Desde la lucha de Mía Di María por su vida, pasando por las lágrimas de la más grande de la descendencia Mascherano, hasta cómo Thiago cambió la vida de Lionel Messi o la pelea que dio la hija Willy Caballero, al superar un cáncer de retina.

Mía Di María

Mía Di María, la hija de Ángel y de su mujer, Jorgelina, nació el 22 de abril de 2013 por cesárea, con sólo seis meses de gestación. Sí, un nacimiento prematuro que la obligó a estar internada por casi dos meses, en los que los padres no podían estar con ella y sólo podían visitarla dos veces al día. De día, para saludarla. De noche, para desearle un buen descanso. Fueron días duros para la pareja, que hacía el recorrido de la casa al hospital llorando.

Antes de nacer, los médicos le diagnosticaron 30 por ciento de probabilidades de que viviera. Una vez internada, los porcentajes no se modificaron mucho. Hoy, a más de cinco años de su nacimiento, Mía es una niña fuerte. Y sus padres, dos luchadores que se pusieron al frente de varias fundaciones que ayudan a las familias de hijos prematuros.

Crédito: Instagram

"Mi hija me enseñó que todo se puede, a saber que lo más difícil a veces se puede convertir en algo fácil, en que el esfuerzo de uno puede tener recompensa, me enseñó a saber sufrir y a saber aguantar el dolor, a ser más fuerte. Todo esto que me transmitió me ayudó a hacer un año espectacular. Se lo debo a ella y a mi mujer, que son las que siempre están a mi lado y siempre apuestan por mí", le contó Di María al diario Marca, días después de consagrarse campeón de la Champions League con Real Madrid, en 2014.

Y agregó: "No fue fácil, pero había que luchar para seguir adelante. Pasamos allí más de dos meses, siempre estábamos con los mismos padres, el dolor te une ahí adentro, te hace más fuerte, y tuvimos muy buena relación con todos los papás que tenían bebés ahí dentro. Mi mujer sigue hablando con ellos también en un grupo de WhatsApp. Hablan, se mandan fotos de todos los bebés, hicimos una gran amistad".

Pía, la segunda hija de Angel y Jorgelina

Las extraño muchísimo [R]. Las amo [R].

Una publicación compartida de Ángel Di María (@angeldimariajm) el

En noviembre del año pasado nació Pía, la segunda hija de la familia Di María-Cardoso. Sin complicaciones, el parto fue programado en la clínica de Neuilly, en París. El futbolista de PSG había dado a conocer la noticia a la manera de los jugadores: se puso una pelota debajo de la camiseta en el amistoso de la selección ante Singapur, en la goleada 6-0.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.