Suscriptor digital

Rafa Márquez, de la investigación por lavado de dinero al récord en su quinta Copa del Mundo

La alegría de Rafa Márquez después del triunfo sobre Alemania
La alegría de Rafa Márquez después del triunfo sobre Alemania Fuente: Reuters
Fernando Vergara
(0)
17 de junio de 2018  • 15:45

Abril de 2018. Cuentan los periodistas mexicanos que antes era más fácil hallar a Rafael Márquez. Frente a un tanteo desde la Argentina para pautar una posible entrevista, la respuesta no sorprende: "Lo buscas en un momento particular. Siempre fue atento con nosotros, pero en el último tiempo estuvo enfocado en otros asuntos: el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos lo ligó a un grupo dedicado al lavado de dinero y esa investigación puso en riesgo su participación en Rusia 2018". Así de pedregoso resultó el camino. Todavía investigado por ese país, Márquez entró hoy en la historia de los mundiales: su ingreso en la histórica victoria 1-0 sobre Alemania significó también su quinta participación en la máxima competencia del fútbol.

Anteriormente apenas lo habían logrado su compatriota Antonio Carbajal (1950, 1954, 1958, 1962 y 1966) y el alemán Lothar Matthäus (1982, 1986, 1990, 1994 y 1998). El arquero italiano Gianluigi Buffon también estuvo en cinco mundiales, pero no integra la nómina selecta ya que solo sumó minutos en cuatro. Con esto, el defensor mexicano de 39 años ya disputó los mundiales de Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018.

Pero el camino de Márquez a la cita en Rusia 2018 estuvo lleno de obstáculos. Señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos porque supuestamente fue testaferro y propietario de nueve empresas que antes controlaba el narcotraficante Raúl Flores Hernández, el futbolista fue sancionado con la cancelación de su visa estadounidense y el congelamiento de sus cuentas bancarias en Estados Unidos. Nike y Gillette, de Procter & Gamble, retiraron su apoyo al jugador que llegó investigado a Rusia 2018.

A Márquez se le pidió discreción para no dañar a los patrocinadores del Tri. Por la acusación, por ejemplo, en las prácticas del plantel mexicano en Rusia se pudo ver al jugador con una camiseta ligeramente diferente a la de sus compañeros, sin los nombres de los auspiciantes (Coca-Cola, Citibanamex y Movistar). "No soy ningún delincuente y no he hecho nada que tenga que ir en contra de la ley", aseguró hace algunas semanas en diálogo con ESPN. "Fue un golpe bastante fuerte, al principio pues te preguntas por qué a mí, cuando intentas ser una persona recta, ejemplo para mucha gente, con los valores que me dio la familia. Siempre quiero ser lo más honesto posible y de repente ves que se te derrumba lo que has conseguido y que tu figura queda pisoteada por esta investigación", dijo Márquez.

"Con el fin de tener a Rafa Márquez enfocado 100% en lo deportivo y conociendo el tema personal que atraviesa (y que, como todos ustedes, deseamos que sea resuelto a su favor lo antes posible) hemos consultado a diferentes expertos y decidimos tomar acciones que a nuestro entender no perjudicarán ni incurrirán en actos que puedan dañar a Rafael ni a la Federación Mexicana de Fútbol", señaló la entidad madre del fútbol de ese país en relación a la indumentaria que lucen.

De largo recorrido en el fútbol europeo, Márquez fue compañero de Lionel Messi en Barcelona, donde ganó dos Champions League. Hoy juega en Atlas de su país. "Es un Mundial muy especial para mí. Por temas familiares y por los problemas personales. Sin embargo, estoy dando la cara y tratando de poner a México en alto con mi granito de arena", expresó Márquez tras la resonante victoria. También fue elogiado por Carles Puyol, otros de sus antiguos compañeros en la institución catalana.

Considerado el capitán histórico de la selección mexicana, Márquez es el futbolista tricolor que ha ganado más títulos internacionales. El jugador oriundo de Zamora, Michoacán, comenzó su andar en territorios mundialistas el 3 de junio del 2002 en Niigata, cuando México debutó con un triunfo 1-0 sobre Croacia en la Copa del Mundo de Corea/Japón 2002. Márquez jugó cuatro encuentros en ese primer desafío. Después, repitió números: otros cuatro en Alemania 2006, cuatro en Sudáfrica 2010, cuatro en Brasil 2014 y este domingo sumó el primero en Rusia 2018. Por eso, el 17 de junio de 2018 será recordado para siempre por todo el fútbol mexicano.

Márquez resultó una de las caras visibles de una camada de futbolistas que ingresó en la historia de su país. Se le suman Chicharito Hernández, Layún, Lozano, Guardado, Ochoa. Contra Alemania, el equipo de Juan Carlos Osorio exhibió un planteamiento perfecto, un fútbol trepidante con transiciones fabulosas, un ritmo de extraordinaria exigencia física. La mejor victoria de México en su recorrido mundialista. Hoy, Márquez ingresó a los 27 minutos del segundo tiempo en lugar de Guardado, quien le hizo una señal de respeto y le entregó la cinta de capitán, además de darle un beso en la mejilla. "Necesitábamos algo así", dijo el futbolista récord al borde de las lágrimas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?