Suscriptor digital

Maradona, Zico, Platini, Baggio. Lionel Messi se sumó al grupo de grandes figuras que malograron un penal en un Mundial

Messi, Maradona, Zico, Baggio. Grandes figuras que malograron penales en una Copa del Mundo
Messi, Maradona, Zico, Baggio. Grandes figuras que malograron penales en una Copa del Mundo
Pablo Lisotto
(0)
18 de junio de 2018  • 08:55

Cuando a los 18 minutos del segundo tiempo del partido frente a Islandia, Lionel Messi desperdició un penal con un remate suave, anunciado y a media altura que fue desviado por el arquero, Hannes Halldórsson , el crack rosarino se metió en la historia de los mundiales.

La Pulga se incorporó a un selecto e ingrato grupo de grandes figuras del fútbol internacional que malograron penales en una Copa del Mundo .

El penal de Messi que no pude ser - Fuente: TV Pública

00:49
Video

En orden cronológico, y del más reciente al más antiguo, este es el listado:

Roberto Baggio vs. Brasil (Estados Unidos 1994)

El Nº 10 de Italia fue una de las grandes figuras del Mundial disputado en Estados Unidos, en 1994. Sobre todo después de la expulsión de la competencia de Diego Armando Maradona, por haber dado positivo en el control antidoping posterior al juego con Nigeria. Baggio fue clave en el camino a la final de la Azzurra. Precisamente frente a los africanos, en los octavos de final, marcó el agónico 1 a 1 a dos minutos del epílogo, y más tarde señaló el 2 a 1 que clasificó a Italia a cuartos de final. En la siguiente instancia, ante España, el Divino marcó el dramático 2 a 1 a tres minutos del cierre. Y otros dos tantos suyos sirvieron para otro 2 a 1 para Italia, esta vez ante Bulgaria, en semifinales. Pero la historia no tuvo final feliz. Luego de la aburrida final ante Brasil que culminó 0 a 0 en 120 miuntos de juego, Baggio fue el encargo de ejecutar el último penal de Italia. Su remate se fue apenas por arriba del ángulo derecho, y la fiesta fue brasileña.

Diego Maradona vs Yugoslavia (Italia 90)

El protagonista más famoso de ese listado es coterráneo de Messi: En Italia 90, con una ejecución similar,pero aún más suave que la del Nº 10 de Barcelona, Diego Maradona malogró su remate en la definición por penales frente a Yugoslavia. Casi que le hizo un pase al arquero Ivkovic. Por suerte, Sergio Goycochea se erigió como el héroe argentino más inesperado y el conjunto albiceleste avanzó a semifinales.

Zico vs. Francia (México 1986)

El mejor partido del Mundial que consagró a Diego Maradona y a la Argentina pudo haber tenido un final diferente. Con el tablero 1 a 1, Brasil tuvo un penal a favor a 20 minutos del epílogo. Arthur Antunes Coimbra, más conocido como Zico, pidió el balón, lo acomodó, tomó carrera, respiró hondo y pateó a su derecha. El arquero francés Joel Bats adivinó su intención y desvió el remate. La paridad no se quebró, y en la definición desde los 12 pasos (donde Zico pateó el tercero de Brasil y entonces sí marcó), el conjunto galo ganó 4 a 3 y avanzó a semifinales.

Michel Platini vs. Brasil (México 1986)

En el día de su cumpleaños, 21 de junio, el crack francés había tenido la satisfacción de anotar el 1 a 1 frente a Brasil, en un partido extraordinario. El tablero no se movió, y en la definición por penales el Nº 10 tuvo en sus pies la posibilidad de sentenciar la victoria francesa. Le apuntó al ángulo izquierdo, pero la pelota se fue apenas por arriba del travesaño. Para tranquilidad del gran Michel , Julio César reventó el poste en el remate siguiente y Luis Fernandez le dio la victoria a Les Bleus.

Sócrates vs. Francia (México 1986)

El Doctor. El emblema del movimiento conocido como Democracia Corinthiana. El número 8 exquisito que tuvo Brasil en la década del 80. Todo eso y mucho más fue Sócrates. El tamaño de su figura, dentro y fuera del campo de juego, no disminuyó por el hecho de haber desperdiciado el primer penal de la definición con Francia, por los cuartos de Final de México 86. Su derechazo fue desviado por Bats, que voló a su derecha y puso en ventaja a Francia.

Deyna vs Argentina (Argentina 1978)

El volante polaco era la gran figura y el capitán de su seleccionado, que ya había sorprendido en Alemania 1974. En sus pies tuvo la posibilidad de torcer la historia que terminó consagrando al conjunto albiceleste. Con el partido 1 a 0 para los dirigidos por César Luis Menotti, Mario Kempes sacó con un puñetazo en la línea una pelota con destino de red que había cabeceado Grzegorz Lato. Penal. En épocas en las que no existía la ley del último recurso, Kempes ni siquiera fue amonestado por su alevosa atajada. Entonces, Kazimierz Deyna tomó una carrera de cinco pasos, remató abajo, a su derecha, y Ubaldo Fillol contuvo el tiro. Más tarde, el Matador anotó por segunda vez y decretó el 2 a 0 aliviador con el que la Argentina sumó dos puntos fundamentales en la segunda ronda, en Rosario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?