Con un amplio triunfo de Duque, la derecha vuelve al poder en Colombia

Con el 54% de los votos contra el 42% de Petro, el elegido de Uribe se convirtió ayer en el presidente más votado y el más joven de la historia; adelantó que habrá "correcciones" en el acuerdo que Santos firmó con las FARC
Con el 54% de los votos contra el 42% de Petro, el elegido de Uribe se convirtió ayer en el presidente más votado y el más joven de la historia; adelantó que habrá "correcciones" en el acuerdo que Santos firmó con las FARC Fuente: Reuters
Daniel Lozano
(0)
17 de junio de 2018  • 19:00

BOGOTÁ.- No hubo sorpresas en el ballottage de Colombia : el candidato de la derecha, Iván Duque, derrotó al izquierdista Gustavo Petro por 54% a 42% y se convertirá en el sucesor de Juan Manuel Santos . El ahijado político de Álvaro Uribe no perdió el tiempo: apenas se conocieron los resultados, anunció que prepara "correcciones" en el acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Durante la campaña electoral Duque ya había adelantado que podía haber cambios en el acuerdo de paz firmado entre Santos y la guerrilla de las FARC, un tema central de la política colombiana de los últimos años, que fue muy criticado por Uribe.

"Somos todos amigos de construir la paz. No vamos a hacer trizas los acuerdos, sino que la paz sea para todos los colombianos. La paz tendrá correcciones para que las víctimas sean el centro del proceso", dijo ayer el presidente electo.

Música para los oídos de Uribe, el gran animal político del país, que ayer ratificó que esta es una de sus grandes especialidades: de los cinco comicios presidenciales celebrados en este siglo, el elegido por Uribe triunfó en cuatro ocasiones. La derecha regresa así al poder tras una travesía en el desierto de ocho años, marcada por la "traición" de Juan Manuel Santos y por una oposición feroz contra su gobierno.

El exparlamentario del Centro Democrático consiguió sumar casi tres millones de boletas a las ya obtenidas en la primera vuelta, logrando uno de los varios hitos de la jornada: Duque se convierte en el presidente más joven, con 41 años, y en el más votado de la historia, con 10.340.313 apoyos y el 53,95% de los votos. En total, más de un millón de votos más que los sumados por Santos en 2010 en su duelo con el verde Antanas Mockus.

Otra de las novedades es que su compañera de candidatura, la conservadora Marta Lucía Ramírez, se convertirá en la primera vicepresidenta de la historia del país. Duque también ha prometido que su gabinete contará con tantas ministras como ministros.

Iván Duque se mostró exultante ayer
Iván Duque se mostró exultante ayer Fuente: AP - Crédito: Fernando Vergara

"Una nueva generación llega a gobernar con todos y para todos con la mayor votación de la historia. Voy a dedicar todas mis energías para unir a este país. Hoy no hay ciudadanos vencidos, quiero ser el presidente que les dé el mismo amor a los que no lo hicieron por mí o votaron en blanco. No hay espacio para las confrontaciones", dijo Duque en sus primeras palabras, en un mensaje con la conciliación como principal clave política.

El "flamante presidente electo", como lo definió el chileno Sebastián Piñera, apostó por pasar la página y olvidar polarizaciones y odios.

"Nuestra bandera será la lucha contra la corrupción, la politiquería y el clientelismo", adelantó Duque, que apostó por construir consensos y de hecho anunció que acogerá las propuestas de la consulta anticorrupción lanzada por los Verdes.

Un récord tras otro en una jornada que se vivió como una fiesta democrática en todo el país, sin el látigo de la violencia guerrillera que fustigó anteriores procesos electorales. El fortalecimiento de la democracia colombiana, como insistió Santos, necesitaba también la "normalización" de la izquierda, una vez erradicado el estigma de las FARC. Timochenko, el líder de su nueva agrupación política, acudió ayer a votar por segunda vez en su vida.

Amparado en la nueva era política, que contará con nuevas alianzas parlamentarias, el candidato izquierdista Gustavo Petro también rompió sus propios récords pese a la derrota: más de ocho millones de sufragios para un total del 41,83%, lo que lo convierte de inmediato en el líder de la oposición, con una votación muy alta en Bogotá, en la costa y en varias de las regiones más pobres del país. En total, la izquierda triunfó en 8 de los 32 departamentos del país.

Los más de 350.000 votos de ventaja en la capital tampoco fueron suficientes para paliar la aplastante victoria de Duque en Antioquia, la tierra de Uribe, donde le aventajó en casi 1.300.000 votos.

"No vamos a permitir que retroceda a Colombia a la guerra, si algún sentido tiene esta fuerza ciudadana es la defensa a fondo de la paz, no vamos a retornar a la violencia", clamó Petro, que reconoció la victoria de su rival pese a los devaneos previos con la denuncia de fraude.

El líder de Colombia Humana lanzó su programa como jefe de la oposición, adjudicándose los ocho millones de votos para el futuro y emplazó al nuevo presidente a alejarse de la "coalición anacrónica" y "las peores asociaciones para delinquir", citando a Uribe y al exprocurador Alejandro Ordóñez, que lo persiguió con saña durante su gobierno municipal en Bogotá.

"Cuál derrota. Ocho millones de colombianos y colombianas libres en pie. Aquí no hay derrota. Por ahora no seremos gobierno", tuiteó el líder de la Colombia Humana, dejando claro que no piensa abandonar sus apetencias presidenciales.

Una frase en la que algunos quisieron ver un pequeño homenaje a uno de los personajes más admirados por Petro, el fallecido comandante Hugo Chávez, que al fracasar en su golpe de Estado contra Carlos Andrés Pérez dejó para la historia una cita emblemática para la revolución: "Por ahora los objetivos que nos planteamos no fueron logrados".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.