"Erré con la alineación. Y con el balanceo"

Sampaoli, durante la concentración Fuente: AFP
17 de junio de 2018  • 23:59

Confundido. Triste. Apesadumbrado. Y telegráfico. Así lo encontré a Sampaoli después del decepcionante empate frente a Islandia. "Ya no hay rivales fáciles", balbuceó, la voz apagada, el ánimo por el piso. Intenté entrarle por varios frentes, y nada. Era obvio que no tenía ganas de cumplir con el contrato en dólares que lo obliga a darme estas entrevistas al día siguiente de cada partido de la Argentina. En todo caso, lo bueno de él cuando no estira las respuestas es que se le entiende. En el tiro largo se enreda.

Lo que van a leer es un diálogo difícil, trabado, por momentos inverosímil. Pero, al mismo tiempo, de una hondura psicológica y futbolística extraordinaria.

-¿Tu primera reflexión, Sampa?

-México le ganó a Alemania, campeón del mundo. Suiza le empató a Brasil. Ganó Irán, un país donde patean más granadas que pelotas. Ya no hay rivales fáciles.

-Sé sincero: ¿te equivocaste con la alineación?

-Sí, con la alineación y también con el balanceo.

-Biglia seguramente no rindió lo que vos esperabas.

-Exacto. Rindió lo que esperaba el técnico de ellos.

-¿Y Di María? Sigue sin aportar nada.

-Estamos muy contentos: no se desgarró.

-¿Qué te sorprendió de Islandia?

-Nada. Me dicen que es el país más igualitario del mundo. Y bueno, salieron a empatar.

-¿Lo habías estudiado lo suficiente?

-No soy de estudiar mucho a los rivales porque creo en mi instinto. Leí en Google que es una isla de 300.000 habitantes, sin tradición futbolera. Para armar la selección ponen un aviso en los diarios.

-¿Qué jugador de ellos te gustó más?

-Son. Estaba en todos lados.

-¿Y el arquero? Tremendo penal se atajó.

-Fue un duelo de récords. A él, de los últimos 24 penales que le tiraron, solo 9 fueron gol. Y Leo tiene el récord de penales importantes errados.

-El arquero declaró que había estudiado mucho los penales de Leo.

-Bien hecho. No hay que guiarse por el instinto.

-Dejame meter un bocado estético: ¡alta facha la de ellos!. Las mujeres de casa estaban como locas.

-Sí, más que una selección parece un casting.

-¿Viste el partidazo España-Portugal?

-Espectacular. Hubo estrategia, toque, juego asociado, llegadas por adentro y por afuera, pelota al pie, movilidad, gol. Ellos sí entienden la doctrina Sampaoli.

-¿Viste algún otro?

-Obviamente vi Croacia-Nigeria, que están en nuestro grupo. Son rivales de cuidado.

-Te recuerdo que siempre me decís lo mismo: que son de cuidado. ¡Nigeria jugó horrible!

-Por eso te digo: juegan horrible y en el amistoso en Krasnodar nos metieron 4.

-Volvamos a la Argentina, Sampa. Perdón, no digo que ya se tomen el avión de vuelta. Digo que hablemos de nuestro equipo. ¿Puntos altos contra Islandia?

-Caballero: mide 1,86.

-No, en serio. Algo positivo debés haber visto.

-Bueno, creo que acerté con los cambios. Banega distribuyó bien la pelota, nos dio profundidad, y Pavón desbordó y creó peligro. Al equipo le pongo un 4. A mí, un 8.

-Che, ¡por fin mojó el Kun en un Mundial!

-Yo con sus vidas privadas no me meto.

-Me imagino que para el partido del jueves tendrás pensado hacer varias modificaciones.

-Sí, por lo que dije: haciendo cambios soy buenísimo.

-¿Toda la fe contra Croacia, entonces?

-Por supuesto. Vamos a salir a ganar. Y si no ganamos, vamos a salir. Corriendo.