Uber en Mendoza: el Gobierno le allana el camino legal y hay preocupación de taxistas

El desarrollo del servicio promete más conflictos
El desarrollo del servicio promete más conflictos Fuente: Archivo
Pablo Mannino
(0)
17 de junio de 2018  • 20:15

Mendoza tiene un nuevo conflicto en puerta, al abrirle paso a la polémica plataforma electrónica Uber , resistida por los taxistas. Mientras que en Buenos Aires la firma avanza en medio de demandas, cuestionamientos judiciales y protestas, en la tierra del sol y del buen vino el Gobierno le allana el camino legal para que pueda desarrollarse.

De esta manera, con un proyecto de ley de modificación de la norma de tránsito 6.082, que ingresará esta semana a la Legislatura provincial, Uber podrá funcionar bajo la modalidad de "Servicio de transporte privado a través de plataformas electrónicas" de interés público. En tanto, los taxis y remises quedarán englobados como "servicios de interés general y servicios habilitados". De todas maneras, los propietarios de los vehículos deberán registrar las unidades y abonar un monto por la habilitación.

Mientras se busca avanzar con esta iniciativa, los propietarios y choferes de taxis y remises comenzaron a poner el grito en el cielo y no descartan realizar manifestaciones y presentaciones judiciales, ya que consideran que el desembarco de esta firma virtual profundizará la crisis que hoy tienen de clientela, que bajó notablemente en los últimos meses, principalmente por los altos costos de la tarifa.

"Por el avance en la demanda del servicio de transporte y sus formas de prestación, incorporando las nuevas herramientas tecnológicas que hoy existen y no podemos desconocer, se dispone la reglamentación del Transporte Privado por plataformas electrónicas, y el Sistema de Mandatarias en la administración de los servicios de taxis y remises", indicaron desde el Ejecutivo provincial, y agregaron: "Las plataformas electrónicas traen un servicio que permiten conectar a usuarios que lo demanden, punto a punto, con conductores que ofrecen dicho servicio mediante el uso de la misma aplicación, para celebrar un contrato de transporte en los términos del Código Civil y Comercial de la Nación".

La norma establece que las plataformas virtuales paguen tributos
La norma establece que las plataformas virtuales paguen tributos Fuente: Archivo

Las diferencias entre Uber y las empresas de taxis y remises radican principalmente en cuatro puntos: la inscripción de una autorización, provisoria y precaria; la prohibición de hacer oferta pública; no se les garantiza una rentabilidad razonable bajo un régimen tarifario ya que no prestan un servicio de interés general, sino privado y no cumplen un servicio continuo, sino ajustado a la demanda y las solicitudes precursadas por el sistema.

Asimismo, desde el gobierno local aclararon que las plataformas electrónicas privadas deben tributar así como cumplir con las condiciones de seguridad y contar con licencia nacional de conducir. Además, deben realizar las revisiones técnicas vehiculares y la contratación de los seguros obligatorios para terceros transportados.

De esta manera, el proyecto busca actualizar y completar el Marco Regulatorio de Transporte en Mendoza, clasificando y calificando los servicios, contemplando encuestas de opinión al usuario, incorporando las plataformas electrónicas, y la regularización de los poderes ya otorgados. Además se institucionaliza Mendotran como marca para el transporte en el área metropolitana.

Según indicaron desde la Secretaría de Servicios Públicos, la Ley 6082 que actualmente regula el Transporte en la Provincia, desde su sanción en el año 1993, "ha sido sometida a numerosas reformas, afectándose en algunos casos su coherencia y aplicabilidad. Además de estar desordenada metodológicamente y no siendo de fácil lectura e interpretación, se ha ido llevando al cuerpo de una Ley disposiciones de carácter reglamentario que a poco de su sanción quedaron desactualizados y requerían de una nueva reglamentación".

Desde que se lanzó Uber en Argentina, comenzando por Buenos Aires, en 2016, la Justicia de la Ciudad falló en contra de la firma, ya que consideró que iba a contramano de las reglamentaciones locales, por lo que dispuso el bloqueo de pagos con tarjetas de crédito emitidas en el país. Sin embargo, la compañía, aún con la restricción en vigencia, logró seguir operando y creciendo en cantidad de clientes, mediante el pago en efectivo. La aplicación también es utilizada por un demandante mercado extranjero que abona con tarjetas de sus naciones de origen. Ahora, en medio de esta realidad, la provincia cuyana comienza a allanarle el camino para que la empresa finalmente pueda desembarcar sin impedimentos legales y tenga luz verde por las calles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.