Fútbol y política: los partidos se preparan para anticipar la campaña después del Mundial

Algunas fuerzas ya dieron las primeras señales de cara a 2019; las definiciones llegarán cuando la pelota deje de rodar en Rusia
Algunas fuerzas ya dieron las primeras señales de cara a 2019; las definiciones llegarán cuando la pelota deje de rodar en Rusia Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Alan Soria Guadalupe
(0)
18 de junio de 2018  

No lo dirán en voz alta, pero a medida que pasan los días se hace cada vez más fuerte el interés de las fuerzas políticas de empezar a mover sus engranajes con el horizonte puesto en la campaña presidencial de 2019 . Algunos espacios ya dieron señales claras, mientras que otros todavía se mueven en silencio a la espera de que llegue el momento oportuno para dar el primer golpe.

Cuando termine el Mundial faltará un poco más de un año para que, si se respeta la tradición electoral, se desarrollen las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO). Tiempo prudencial, según algunos, para empezar a instalar el tema.

Agustín Rossi es uno de ellos. El exministro de Defensa del kirchnerismo y actual diputado nacional aparece entre los mejor posicionados dentro del espacio que conduce la expresidenta Cristina Kirchner . Una vez que termine el Mundial, dice el santafesino, será el momento de las definiciones políticas y él planea ser protagonista, pues ya deslizó varias veces su aspiración de gobernar el país. De todas maneras, en su entorno aseguran que su candidatura será solo resultado de un acuerdo dentro de Unidad Ciudadana .

"Su decisión de la candidatura no será unilateral, sino consensuada en el espacio. Después del Mundial, sin lugar a dudas, habrá definiciones y Agustín tiene intenciones de ser candidato", dicen en su equipo.

La incógnita es, sin embargo, si su deseo de ser candidato se mantendrá en pie si Cristina Kirchner decide postularse también. Por lo pronto, el exministro -que salió segundo en Santa Fe en las elecciones legislativas- es uno de los dirigentes que no generan mayores rechazos dentro del peronismo, donde desde hace tiempo ponen reparos a una alianza con el kirchnerismo más duro.

Entre quienes pidieron excluir al kirchnerismo aparece Juan Manuel Urtubey , que la semana pasada insistió en que el PJ debe dejar afuera a Cristina Kirchner si quiere convertirse en una alternativa viable para disputar el proyecto reeleccionista de Mauricio Macri . "Excluyo definitivamente a Cristina Kirchner [del armado de 2019] porque representa algo distinto de lo que creemos nosotros", dijo el gobernador salteño.

El gobernador tampoco oculta su deseo de suceder a Macri, pero ahora advirtió que no se postulará hasta que el peronismo dividido no se ponga de acuerdo. "No tengo decidido si voy a ser candidato. Si logramos conformar un espacio superador estoy dispuesto a encabezarlo, pero todavía falta. Si se trata de ser candidato a la vieja usanza no me interesa", sentenció en un hotel del microcentro porteño.

Lejos de las cámaras y los discursos, Sergio Massa no habló sobre sus intenciones, pero en su entorno más cercano aseguran que no está pensando en candidaturas, sino en la construcción de un frente peronista.

Tras el magro resultado de su candidatura a presidente en 2015 y en 2017 a senador, no le quedan muchas alternativas más que reformular esa "avenida del medio" que dice representar. "Se están trabajando los acuerdos", responden en el Frente Renovador , donde mencionan al bloque Argentina Federal, que conduce Miguel Pichetto .

El objetivo es apelar al pragmatismo y conformar un frente lo más amplio posible que pueda plantearle una amenaza de poder seria a Macri. En la Casa Rosada, en tanto, mantienen firme el operativo reelección pese a que la economía está cuesta arriba. "Macri va a ser candidato en 2019 y va a ganar", dijo días atrás el jefe de Gabinete, Marcos Peña .

Por el momento, en vez de pensar en lanzamientos el macrismo parece estar más concentrado en las negociaciones políticas que se desarrollan en bodegones porteños entre Pro, la Coalición Cívica y la UCR para acordar la constitución de Cambiemos en la ciudad de Buenos Aires, lo que abre las puertas a que Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau compitan en internas. Compartiendo un mismo espacio y si se tiene en cuenta la performance electoral de 2017, la alianza Cambiemos tendría el camino allanado para acumular un buen caudal de votos que aporten un envión a la boleta presidencial.

Los vaivenes económicos ya tienen en guardia a los espacios de izquierda y centroizquierda. Los movimientos sociales, por un lado, adelantaron que no habrá cambios en su estrategia de hacer presión en las calles pese a que ahora integran un espacio con proyección electoral que llaman En Marcha y por el que no descartan ser candidatos. La misma estrategia de movilización mantendrá el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), donde aseguraron que todavía no hablaron sobre la campaña. "En medio del aparente nuevo golpe de mercado y cuando se conocieron las condiciones del acuerdo con el FMI que será un nuevo saqueo histórico al pueblo estamos preparando medidas de lucha para frenar el megaajuste. Nuestra preparación para 2019 es esa", dijeron desde la alianza roja, que, aseguran, seguirá "unida".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?