Las cerealeras ya liquidaron US$2300 millones en lo que va del mes y apuntan a US$4000 millones hasta fin de julio

Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-Cec
Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-Cec
Fernando Bertello
(0)
18 de junio de 2018  • 00:58

Los exportadores de cereales podrían terminar de darle una ayuda clave al Gobierno para intentar frenar la escalada del dólar. Este mes, las cerealeras vienen muy activas en la liquidación de divisas y la previsión que manejan es que lleguen a los 4000 millones de dólares cuando finalice julio. Así, en el bimestre junio-julio estarían volcando un 40% más de dólares, respecto del período precedente , según afirman en la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC).

En medio del impacto por la sequía, que recortó en 30 millones de toneladas la cosecha de soja y maíz, la liquidación de divisas de las cerealeras comenzó a recuperarse en mayo pasado. Ese mes, subió un 21,8% respecto de abril, alcanzando los 1677,7 millones de dólares.

Según señaló a LA NACION Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-CEC, en lo que va de junio los exportadores ya liquidaron 2300 millones de dólares, un crecimiento que ronda el 50% respecto de lo ingresado en mayo pasado para esta misma época.

Para lo que resta de junio y julio, el cálculo que tienen los exportadores es alcanzar los US$4000 millones. Con ese número, si bien la cifra de liquidación representa una recuperación, igual quedaría en unos 700 millones de dólares abajo de igual período del año pasado. En tanto, el acumulado en lo que va del año se acercaría a fin de junio a US$10.000 millones.

Los exportadores destacan que vienen haciendo "un esfuerzo importante" para mantener y aumentar la liquidación. El viernes pasado, cuando el dólar tocó los $28,85, tuvieron un rol clave para que la divisa no se dispare más.

"Vendimos 330 millones de dólares, eso significó el 80% del total de lo que se vendió el último viernes", expresó Idígoras. El presidente de Ciara-CEC agregó: "En lo que va de junio ya estamos en US$2300 millones, un 50% de crecimiento (sobre igual fecha del mes pasado)".

Según admiten los exportadores, tras el buen nivel del bimestre junio-julio, desde agosto habría una ralentización en la liquidación de dólares porque, por la sequía, habría menos mercadería para comprar. Vale recordar que, por primera vez en 20 años, el país ya tiene compradas más de 600.000 toneladas de soja de los Estados Unidos para procesar, al margen de lo que vaya a entrar desde países vecinos como Brasil y Paraguay. Hay fuentes que estiman la necesidad de importación del país en al menos unos 4 millones de toneladas.

De todos modos, Idígoras estimó que el productor argentino "tiene sin vender 20 millones de toneladas, entre la cosecha vieja y la nueva".

Granos

Cinco millones de toneladas serían de la cosecha pasada y de 14 a 15 millones de toneladas del ciclo actual (sobre una cosecha total de 35 a 36 millones de toneladas por la seca).

"Para vender hay entre 19 y 20 millones de toneladas" de soja, expresó Gustavo López, analista de Agritrend. Eso equivale en plata a unos US$ 6000 millones.

Para los exportadores, es clave que se aceleren las ventas de soja de los productores agropecuarios, no sólo para luego liquidar más divisas ellos, sino para que las plantas puedan operar sin tanta capacidad ociosa. Hoy tienen una capacidad ociosa superior al 30 por ciento.

"Necesitamos que se normalice el mercado de soja a través de una estabilización del dólar", señaló el presidente de Ciara-Cec-

El Gobierno está en contacto permanente con los exportadores para monitorear todas estas variables. "Hay consultas cotidianas", dijo el ejecutivo de la entidad.

En 2016, las cerealeras liquidaron US$23.962,6 millones. El año pasado ese monto bajó a US$21.399 millones. Para 2018, según previsiones privadas, se ubicaría en apenas por encima de los 17.000 millones de dólares.

Si se analiza la cosecha perdida considerando lo que se proyectaba, más allá de la merma efectiva entre un año y otro, el país estará resignando divisas por US$8000 millones.

En un reciente informe, la Bolsa de Comercio de Rosario estimó una recuperación, clima mediante que acompañe, de las variables del sector. Así, en el ciclo 2018/2019 la cosecha total saltaría a 120 millones de toneladas, una mejora del 21% versus la campaña de seguía. En tanto, el ingreso de divisas se recuperaría a un valor de US$26.400 millones.

Para Juan Manuel Garzón, del Ieral, la cosecha de la nueva campaña será de 125 millones de toneladas y alcanzará para recuperar los US$5200 millones que caerá este año.

La sequía ha tenido un efecto más allá del campo y en la necesidad de divisas. Los camioneros, por ejemplo, tendrán 942.000 viajes menos, dos viajes menos por minuto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.