Cómo Croacia se convirtió en la nueva capital dance

Los Martinez Brothers en la cabina del Sonus Festival en Croacia
Los Martinez Brothers en la cabina del Sonus Festival en Croacia Crédito: Facebook Festival Sonus
Gonzalo Bustos
(0)
18 de junio de 2018  • 12:22

"Croacia es como Ibiza hace quince años", dice el DJ argentino Guti sobre el país -rival de Argentina en el grupo D del Mundial de Rusia- que desde hace cinco años se convirtió en la nueva capital del dance. La temporada de festivales se extiende y, entre ofertas locales y otras itinerantes, toma fuerza a nivel continental, en cantidad y calidad de shows y en público. "Van los mejores artistas del mundo y el clima que genera la gente lo hace diferente. No hay tanto postureo, se va a pasarla bien", cuenta Guti desde Barcelona.

Para este año en Croacia los festivales llegarán a doce en el transcurso del verano europeo. Todo comenzó a finales de mayo con el Sea Star Festival y terminará en septiembre con el Outlook Festival. Los nombres de las marcas más convocantes van desde el Ultra Music hasta el Sonus. Y entre los DJs que lideran los line ups se encuentran tipos como Dimitri Vegas, Lil Pump, Francesco Tristano y el argentino Hernán Cattáneo.

Guti, que vive en Europa desde 2009 desde que dejó de ser el tecladista de Jóvenes Pordioseros e Intoxicados, es otro argentino que hizo mover a Croacia. "Toqué en el Sonus varias veces. Es increíble", cuenta. "Ahí viví una de las mejores mañanas de mi vida, tocando en el after, con el público y los artistas bailando hasta la tarde."

"Creo que lo principal es la evolución de las propuestas más los lugares encantadores que hay", dice el DJ rosarino Franco Cinelli, en la previa de un show en Lima, "pasa en muchas partes del mundo, la combinación de una propuesta de evento musical en conjunto con lugares paradisíacos nunca falla". Islas con playas poco exploradas al borde del Mediterráneo y lugares como la Fortaleza Kamerlengo en Trogir -un castillo del medioevo declarado Patrimonio de la Humanidad- dotan a Croacia de un plus de excentricidad.

Otro punto a favor de Croacia son lo accesible de sus precios en comparaciones con otros epicentros de la cultura dance. "Ibiza está muy caro (sale 70 euros una entrada) y se ha vuelto muy elitista. Croacia es una oportunidad para chicos de 20 años que no pueden pagar lugares como Ibiza. Pueden irse de vacaciones en grupo y disfrutar cosas nuevas", explica Guti.

"La combinación de una propuesta de evento musical en conjunto con lugares paradisíacos nunca falla", dice el argentino Franco Cinelli
"La combinación de una propuesta de evento musical en conjunto con lugares paradisíacos nunca falla", dice el argentino Franco Cinelli Crédito: Facebook Sonus Festival

Además de festivales dance, Croacia abre su catálogo a mega eventos rockeros, como el In Music, que está en el Top 3 del World´s Music Festival -el ranking de National Geographic Traveller- y que la CNN eligió entre los 50 mejores del mundo. El Fresh Island Festival es otra propuesta que diversifica el sonido con shows de hip hop y R&B.

Cinelli aporta otro dato para entender el boom croata, que se replica en menor escala en lugares como Rumania: "Hay muchos festivales que no son tan conocidos pero que tienen una calidad artística superior incluso a la de aquellos que salen en los medios". Un ejemplo es el Dimensions, con una grilla de DJs jóvenes que sintonizan en la misma frecuencia que el público y la playa casi virgen Punta Chisto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.