¿Cómo sé si caí en la friendzone?

Crédito: Shutterstock
Consuelo
(0)
18 de junio de 2018  • 19:15

Hola Consuelo,

La historia es así: conocí a un chico en una fiesta y él intentó besarme. Yo me negué porque me tomó por sorpresa. Al tiempo y luego de varias juntadas con amigos me empezó a interesar y lo invité a salir.

Fuimos por unas cervezas y sentí la "magia" pero ese día se acabo con él llevándome educadamente a mi casa y pidiéndome perdón por Whatapp por el intento de beso.

Para aclarar todo le contesté que me interesaba y la salida había sido para redimirme. ¿El resultado? Mi respuesta le sorprendió y la conversación terminó ahí.

En ese período se fue de vacaciones con su ex (habían pagado el viaje antes de cortar y mantenía una relación tóxica de la que me habló).

No supe nada de él por un mes hasta que -un día- comentó mi story en Instagram y comenzamos a hablar como si nada hubiera pasado. La secuencia se repite desde hace semanas pero jamás me invita a salir.

¿Qué significa? No sé si caí en la friendzone, se hace el desentendido o hay posibilidades de algo. ¡Eso me confunde y genera expectativas lastimosas! No sé donde estoy parada. HELP.

La friendzoneada confundida (25)

Estimada Friendzoneada:

No sé si caíste en la friendzone. Creo que caíste en otra cosa igual de común (que a veces puede ser más molesta incluso) que es la "100% digital zone": podríamos pensar un nombre mejor, pero básicamente es cuando una relación queda confinada a los chats, las stories y los likes pero completamente excluida del mundo de los átomos. Pasa todo el tiempo, y especialmente en la gente de tu edad: después de un comienzo dudoso, que produjo mucha incerteza e inseguridad en ambos participantes, los dos se quedan atrapados en una especie de timidez que les impide concretar un encuentro cara a cara.

Esto se rompe de una sola manera: uno de los dos tiene que proponer un encuentro cara a cara, de forma clara e inequívoca, pero no necesariamente dramática. Quiero decir, no hace falta un gran gesto de amor: alcanza con que uno de los dos invite al otro a una fiesta o a tomar una cerveza o al cine o a cualquier cosa que no involucre una banda ancha entre ustedes. Por supuesto, no podemos obligarlo a él a hacerlo, así que vas a tener que invitarlo vos. Sé que suena difícil y te da ansiedad, pero la "100% digital zone" (sí, definitivamente necesitamos otro nombre) tiene un problema: cuanto más tiempo pasa más se desvirtúa todo y más incómoda se vuelve la invitación, o más desubicada. Quiero decir: si siguen charlando unos meses más sin verse eventualmente uno de los dos se va a aburrir, o los dos. Van a hablar cada vez menos hasta que no hablen más y ya. Si querés evitar eso, juntá coraje e invitalo a salir ahora (y de paso en el encuentro cara a cara podés hablar del tema de la ex que así como me lo contás suena medio raro...pero si lo charlás en el chat casi seguro que te va a evadir y no vas a entender nada). ¡Aprovechá toda la oleada de feminismo en el aire!

Contame cómo te va. Un cariño,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Por: Consuelo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.