Suscriptor digital

Caputo se reunió con economistas y explicó la nueva estrategia del BCRA

Sofía Diamante
(0)
19 de junio de 2018  

Luis Caputo tuvo ayer su primera foto pública como presidente del Banco Central (BCRA). Junto al vicepresidente de la entidad, Gustavo Cañonero, recibió a los economistas Miguel Kiguel, Daniel Artana, Miguel Ángel Broda y Eduardo Levy Yeyati en las oficinas de la entidad, donde se habló sobre el programa de desarme de las Lebac , del tipo de cambio y del alivio que traerá al mercado la llegada de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de los organismos multilaterales.

Los economistas fueron convocados por WhatsApp a las 10 de la mañana y una hora después llegaron al edificio de Reconquista 266 para una conversación informal que se extendió por una hora y 45 minutos. Uno de los temas que más se extendieron durante la charla fue la explicación del mecanismo de reducción de stocks de Lebac con aumentos simultáneos de bonos del Tesoro, un programa que se espera que concluya en 2021. De esta manera, el BCRA busca no generar presión en el tipo de cambio: con la colocación de títulos absorbe pesos que reutilizará para comprar letras, logrando así un efecto monetario neutro.

Mientras tanto, la escasez de divisas es ahora un tema menos preocupante para el Banco Central. Solo deberá resistir un día más hasta que llegue el primer desembolso de US$7500 millones que el FMI enviará el jueves, ya que mañana no hay mercado por el feriado del Día de la Bandera. El exministro de Finanzas aclaró a los economistas que el Tesoro contará también con los US$5000 millones que acordaron prestar los tres organismos multilaterales: el BID, el Banco Mundial y la CAF. "Esos dólares van a traer más liquidez, no sé si el mercado lo tiene descontado", dijo uno de los analistas invitados.

El puente para llegar al jueves, señaló Caputo, fue la licitación de los US$4000 millones que la entidad puso a disposición para vender ayer y hoy en el mercado.

Con estas medidas, el Banco Central busca además no sufrir más devaluaciones inesperadas. "Si bien el Fondo pide flotación cambiaria, tampoco quiere que vuelvan los movimientos bruscos del tipo de cambio, que fueron muy disruptivos. Sería bueno que se quede en estos niveles de dólar mayorista de entre $27 y $28. No quieren que el precio se vaya a $33, pero tampoco que vuelva a $24", explicó otro economista presente.

Caputo, cuyo pliego como presidente del BCRA ingresó ayer al Senado, buscó llevar tranquilidad a los economistas al enfatizar la buena relación y el diálogo constante que tiene el Gobierno con el FMI. Según señaló, cualquier tipo de disrupción o desvío del mercado que puedan aparecer, si el equipo económico es capaz de explicar las razones por las que ocurran, pueden encontrar una buena respuesta del FMI. Sin embargo, aclaró que la Argentina va a necesitar muy poco financiamiento en el mercado.

Los economistas aprovecharon el encuentro para preguntarles a los flamantes titulares del Central cómo ven la posibilidad de que la Argentina ascienda mañana a la categoría de "emergente" y salga del "mercado de frontera". Si bien Caputo respondió que no lo sabía, comentó que los inversores con los que dialogó apuestan a que la Argentina mejore y piensan que el país debería lograr la recalificación.

Luego, sobre la repercusión de las futuras subas de las tasas de interés de Estados Unidos, que impactan directamente en todos los mercados, el exministro respondió que, como era un escenario posible, el Gobierno se financió por US$9000 millones a principio de año.

En cuanto a la impresión que se llevaron los analistas, uno de ellos indicó que "se los veía empapados en el tema". "Sienten claramente que tienen una gran responsabilidad sobre sus hombros, que es estabilizar el tipo de cambio y bajar la inflación. De la reunión me fui con una mayor tranquilidad porque veo que están sobre los temas, tienen margen para poder operar y una agenda clara, aunque también tienen muchos temas por definir, todavía no tienen ni el equipo armado".

Otro de los economistas indicó que en general todo lo que escuchó le pareció razonable y que no lo sorprendió lo que se está intentando hacer. "Me quedó claro que esperan que vengan los dólares del FMI, que van a llegar el jueves. Nos llamaron para aclarar medidas que a veces son complicadas de entender. Los vi muy tranquilos. Tienen los instrumentos para controlar la situación", remató.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?