Cómo comprar entradas de reventa sin que te estafen

19 de junio de 2018  

La llegada de bandas de renombre internacional, la organización de inmensos festivales y los grandes eventos deportivos generan un gran revuelo virtual. Basta recordar cuando los Rolling Stones visitaron por última vez la Argentina: largas filas digitales de fanáticos sentados frente a una computadora a las cuatro de la mañana para comprar su entrada.

Y no todos lo lograron: la ecuación de altísima demanda con pocos puntos de acceso da como resultado que muchos queden afuera del canal oficial. Y ahí entra en juego la reventa.

Si el riesgo no solo era entrar en una zona legal un poco difusa, sino además terminar con entradas truchas en la mano, aparecieron plataformas que vienen a solucionar estos inconvenientes. Sitios que se encargan de conectar compradores con vendedores para todo tipo de eventos: StubHub (antes TicketBis, pero luego adquirida por eBay y absorbida por su plataforma) y EntradaFan son dos ejemplos que operan en el país.

"Ayudamos a que desaparezca todo lo engorroso que pasaba alrededor de los grandes eventos y espectáculos", asegura Andrés San José Gutiérrez, gerente regional de StubHub para América Latina. Si bien es real que existe un negocio por detrás de la reventa particular, StubHub permite que los usuarios pongan a la venta sus entradas en caso de no poder ir a un show o que los compradores puedan adquirir tickets para cualquier evento en el mundo, todo con la moneda propia y medios de pago de cada país. Por ejemplo, desde la Argentina se puede comprar una entrada para la final de la Champions League europea en pesos y 12 cuotas.

Desde la Argentina se puede comprar una entrada para la final de la Champions League europea en pesos y 12 cuotas. Fuente: Archivo

Otro de los beneficios que ofrece es que, tanto compradores como vendedores, están asegurados. A la hora de comprar, ambos deben ofrecer sus datos de tarjetas y sus credenciales personales. En caso de que un cliente tenga un problema, como una entrada falsificada -los casos no superan el 0,02% de las transacciones-, la compañía se ocupa de intentar reemplazar esa entrada y, llegado el caso de no poder acceder al evento, reembolsa el dinero de forma completa. "Damos herramientas tecnológicas que permiten abrir un mercado y así regularizarlo. Es importante que se vea todo lo que pasa alrededor de las entradas, por eso aportamos transparencia", agrega el gerente regional de StubHub.

Industria argentina

A diferencia de StubHub, que cuenta con el apoyo de un gigante como eBay, EntradaFan es una startup argentina que ya tiene más de 100.000 usuarios y foco en América Latina. Sin embargo, los estándares de pago (con moneda local y cuotas) y la seguridad son aspectos que comparte con su competidor. En ambos casos, el envío de la entrada a domicilio va por cuenta del vendedor, por lo que el cliente solo se tiene que ocupar de recibirla en la dirección indicada.

"El surgimiento de EntradaFan responde a la necesidad de brindar una solución para los que quieren comprar su entrada y no pudieron, como para aquellas que no pueden hacer uso de ellas y desean recuperar lo invertido", señala Esteban Carrizo, gerente de Producto de EntradaFan. Además, asegura que "el volumen total de operaciones en la plataforma crece de manera exponencial año tras año". Cabe destacar que uno de los diferenciales de EntradaFan es la aceptación de la criptomoneda más importante del mundo, Bitcoin, como medio de pago.

Su par de StubHub destaca el potencial de América Latina, y en especial Buenos Aires, para el desarrollo de su negocio: "Buenos Aires es la capital cultural del continente y uno de nuestros grandes focos de crecimiento". Los otros sitios donde la compañía pone su atención son las grandes ciudades, con Ciudad de México y San Pablo a la cabeza.

MercadoLibre, la cuna de los vivos

Si bien existen estas plataformas que aseguran la transparencia y respaldan la compraventa de entradas, el desconocimiento y el abuso por parte de muchos usuarios encuentra su lugar en sitios como MercadoLibre. La página suele llenarse de entradas cuando se acerca la fecha de un gran evento, tickets que pueden ser tanto originales como apócrifos.

La empresa asegura que hace todo lo que puede por eliminar estas publicaciones (están prohibidas), evitar estafas y problemas futuros, pero el ingenio de los usuarios muchas veces suele sortear estas barreras. Tal es el caso que tuvo lugar en 2017 en la previa del partido de Argentina contra Perú por Eliminatorias para el Mundial, donde los vendedores publicaban, por ejemplo, la venta de un marcador negro y "de regalo" daban las entradas para el partido. Claro, el marcador costaba $2999. La viveza criolla siempre está presente.