Fuerte desconfianza en las instituciones del Estado, especialmente en el conurbano

La Justicia es el poder más cuestionado en la franja poblacional que rodea a la Capital: apenas uno de cada diez cree en la labor de los magistrados
La Justicia es el poder más cuestionado en la franja poblacional que rodea a la Capital: apenas uno de cada diez cree en la labor de los magistrados Fuente: Archivo
María Belén Álvarez Echazú
(0)
19 de junio de 2018  • 11:16

Un informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) revela que la desconfianza en el funcionamiento de los tres poderes del Estado se extiende a lo largo y ancho de todo el país, pero cae a sus peores niveles entre los habitantes del conurbano bonaerense . La Justicia encabeza ese ranking no virtuoso: apenas uno de cada diez vecinos del conurbano confía en la labor de los magistrados.

Elaborado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA junto a la Defensoría del Pueblo bonaerense, el informe marca que "existe una generalizada desconfianza" respecto de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, como así también respecto a las fuerzas de seguridad.

Punto por punto, el estudio muestra que ese descrédito se vuelve mayor en la franja de localidades que rodean a la Capital Federal, donde se concentra un cuarto de la población total del país.

La confianza en el gobierno nacional, por caso, apenas alcanza al 26% de la población del conurbano, más de dos puntos por debajo de la media nacional, que se ubica en el 28,4%.

En el caso del Poder Legislativo, el índice cae al 15,5% de los habitantes de las ciudades que rodean a la Capital Federal, contra un 17,3% de la media nacional.

Los peores números son de la Justicia: recoge apenas el 9,6% de confianza, contra 11,7% a nivel país. A su vez, apenas el 18,4% considera que los jueces son imparciales.

Al analizar la visión que tienen los ciudadanos del conurbano respecto a la Policía y a la Gendarmería, la confianza alcanza al 25,1%, una cifra notablemente menor a la que se percibe en el total nacional, que fue del 32,6%.

"Si bien hay un consenso generalizado a la hora de ver a la democracia como el mejor sistema de gobierno, esta percepción no se ve reflejada en la visión que la gente tiene respecto a los actores e instituciones que forman parte de ella", sostuvo el defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino.

Respecto de los datos aportados, los responsables del informe subrayaron que ponen de manifiesto "una profunda brecha entre el ejercicio del gobierno y la percepción positiva que la ciudadanía tiene de ese ejercicio, más allá de sus simpatías partidarias. Así pues, el funcionamiento de las instituciones no pueden satisfacer las demandas y expectativas de las sociedad, generando un extenso contexto de desconfianza".

En ese sentido, destacaron además que, en un contexto de baja calidad en el funcionamiento de la democracia, "los sectores socialmente vulnerables son los más afectados, en gran medida porque no tienen los recursos necesarios para garantizar sus derechos ciudadanos".

"Queda claro que uno de los principales desafíos que se presentan es lograr un acuerdo social capaz de reunir a la dirigencia política y a la ciudadanía alrededor de la consolidación de una democracia capaz de garantizar el pleno ejercicio de los derechos económicos, políticos, sociales y culturales", puntualizó Lorenzino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.