Rusia sigue de fiesta: venció al Egipto de Mohamed Salah y puso un pie en los octavos de final

Copa del Mundo Rusia 2018 Fase de grupos
  • 3
Rusia

Rusia

  • Denis Cheryshev /
  • Artem Dzyuba
  • 1
Egipto

Egipto

  • Mohamed Salah Ghaly
Tomás Bence
(0)
19 de junio de 2018  • 17:20

SAN PETERSBURGO.- Rusia , en su Mundial , jamás permitiría que la fiesta fuese de otro. Si las miradas estaban puestas en lo que podía hacer Mohamed Salah en su vuelta a las canchas, los locales se encargaron de que los festejos queden en casa. Demostró que es una selección para empezar a seguir con otros ojos. Derrotó a Egipto por 3-1, marcó ocho goles en dos partidos y solo le hicieron uno. Quedó con un pie en los octavos de final y dejó casi al borde del KO al equipo de Héctor Cúper , que en su primera Copa del Mundo depende de un milagro matemático para seguir en carrera.

En la previa al partido todo pasaba por Salah. En las calles, los miles de egipcios que se hicieron presentes en el estadio de Zenit -sede del partido entre la Argentina y Nigeria la próxima semana- manifestaban la ilusión propia de un equipo que no jugaba un Mundial desde hace 28 años y que en 2018 están disputando el tercero en su historia. Pero los rusos, en silencio, se van haciendo notar.

El último partido de Salah había sido la final de Champions League que Liverpool perdió con Real Madrid. Fue el 26 de mayo pasado. Ese día, el egipcio forcejeó con Sergio Ramos y terminó con una lesión en el hombro izquierdo. Sus lágrimas al salir del campo de juego fueron la última postal hasta el encuentro de hoy. En su regreso, se vio una versión deslucida de lo que puede ser este futbolista. Sin desequilibrio, pero, sobre todo, sin compañía. Claro aquí no tiene a su lado a Mane o Firmino, entre otros. En sus pies recae toda la responsabilidad de este seleccionado que había perdido ajustadamente en el debut contra Uruguay.

Debut de Mo Salah
Debut de Mo Salah Fuente: AP

Pero poco le importó Sahal a Rusia. Sin haber estado en su plenitud, lo neutralizó, evitó que la pelota llegara a sus pies. Con eso resuelto, se encargó de hacer su juego. Sin ser un equipo vistoso, ofensivo, ni contar con jugadores desequilibrantes, para ellos lo importante pasa por una marca rápida en mitad de cancha y jugar por afuera, buscando espacios. Por allí, cruzando centros a sus delanteros, es donde genera mayor peligro. Por allí es donde sentenció a Egipto.

Muy poco pasó en el primer tiempo del partido. Los de Cúper no encontraron nunca la manera de hacer daño. No alcanzó con los pelotazos a Salah, su única fórmula. Rusia, por su parte, se mostró como un equipo compacto, decidido a atacar por las bandas. Con centros cruzados buscó complicar a una defensa que se mostró endeble, así como el arquero Elshenawy.

De esa manera llegó el primer gol, a los dos minutos del segundo tiempo. Un centro cruzado que terminó siendo gol en contra, tras rebotar en Ahmed Fathi. Ni siquiera el pedido a gritos de los jugadores egipcios hizo cambiar de parecer al árbitro paraguayo, Enrique Cáceres. Reclamaban foul sobre el defensor.

Resumen del partido Rusia - Egipto en el Mundial de Rusia 2018

03:18
Video

Y en solo cuestión de minutos, Rusia sentenció el partido. Primero Cheryshev, desviando otro de los tantos centros enviados al área egipcia. Luego Dzyubo, para cerrar la goleada en San Petersburgo. "Rusia, Rusia", gritaron, enfervorizados, sus hinchas. No es para menos. Un seleccionado que llegaba con demasiadas dudas. No ganó en los últimos siete amistosos que jugó antes de vencer a Arabia Saudita 5-0 en el partido inaugural. Y con el resultado puesto, se dedicaron a hacer aplaudir a las casi 64.500 personas que llegaron al estadio.

Quedará de consuelo para Salah su primer gol en un Mundial. Definió con un penal sancionado por el VAR, cuando el árbitro había visto un foul fuera del área. El crack se agachó y besó el césped como festejo. Ese fue su premio. Ahora dependerá de un milagro: Uruguay debería perder sus dos partidos y los egipcios golear a Arabia en la última fecha.

Para Rusia, la clasificación está servida. Si este miércoles Uruguay no pierde, los locales se meterán en octavos. Los números acompañan a un equipo que, en la cancha, lastima. Y afuera festeja. Tiene motivos para hacerlo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?