Emprendedores del agro: qué hacen los que tienen éxito

Juan Manuel Barrero
Juan Manuel Barrero PARA LA NACION
(0)
20 de junio de 2018  • 02:50

El evento Argentina Visión 2020/40, realizado la semana pasada por Adblick, mostró en la edición 2018 líneas interesantes en la innovación y en el sector emprendedor.

El panel de emprendedorismo y agtech estuvo integrado por Tomás Peña, Mariano Mayer, Ignacio Plaza y Agustín Casalins. Los emprendimientos son promesas de empleo genuino futuro. Por eso, acompañar a los emprendedores en su camino significa trabajar para:

  • Desarrollar la red: generar encuentros entre los actores del ecosistema y acompañar a quién está poniendo una idea en marcha con capacitación, inversión y asesoramiento. Se trata de generar a los emprendedores un entorno para que el aprendizaje sea lo más rápido posible.
  • Crear los espacios y gestionarlos: los espacios físicos para el encuentro del ecosistema emprendedor son necesarios. A su vez, tiene el mismo peso, la gestión de estos espacios, para hacer que las cosas sucedan allí más rápido.

Los centros de innovación hoy están en polos como Rosario, Córdoba y Capital Federal, pero llegarán a otras ciudades hasta arribar también a los pueblos, porque la inquietud por emprender se va esparciendo como pólvora que enciende ideas.

Hoy, crear una empresa está cada día más al alcance de cualquier persona, y esto pasa porque no sólo es menos costoso sino también porque la tecnología nos permite pensar en mercados más grandes que "mi pueblo".

Los emprendimientos pueden ser o no innovadores, pero se medirán su potencial por la capacidad de crear soluciones a problemas existentes y de nuevas oportunidades de trabajo, incluso en un pueblo de menos de 20 mil habitantes. Ahora bien si estos emprendedores de esas ciudades no tienen acceso a un entorno que los contenga, su camino será mucho más dificultoso y es probable que fracasen.

En la adrenalina de crear la empresa propia muchos emprendedores pierden el foco de uno de los puntos más importantes para una compañía exitosa: pensarse escalables desde el punto 0. Acompañar esta impronta de expansión con un buen management hace que a la hora del due dilligence los inversores quieran ser parte. La eficiencia no es sólo hacer bien lo cada uno sabe hacer, sino lograr ser un imán para el capital.

Santos Uribelarrea contó en primera persona el caso de MSU Agro y cómo innovó dentro de la empresa familiar e incursionando en energías renovables. Tal vez lo más interesante del caso es la capacidad de formar managers dentro de la compañía para que acompañen el proceso de crecimiento de la empresa. Ser un semillero que permita gestionar y aplicar la mirada del agro a otros negocios.

Como dijo Tomás Peña, el agtech es una revolución silenciosa. Las iniciativas privadas ya han implementado el e-commerce, los seguros, la Uberización de los servicios de siembra y cosecha.

El sector público también apunta a digitalizar su gestión, como con el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA), que unificó trámites.

Los sistemas de gestión digital permitirán hacer más transparentes los trámites fiscales, la gestión laboral y cuidar la inocuidad de los alimentos. Las gestiones que pasan a ser digitales representan un cambio de paradigma en las prácticas arraigadas pero también un enorme beneficio: la desburocratización y la reducción de costos a partir de la autogestión del productor.

No podemos ser partícipes pasivos de la revolución agtech. Se trata de es disrumpir o ser disrumpidos. Pero mientras recorremos el camino de la innovación es necesario seguir emprendiendo, animarse a salir de la zona de confort para desafiar los procesos de negocios actuales y llevarlos a que sean digitales en la medida de lo posible y generando así una cultura de cambio en las organizaciones.

El autor es socio de Barrero & Larroudé

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.