Con cortes de rutas y actos, la izquierda desafía el paro de "calles vacías" de la CGT

Levantará piquetes en los accesos de la ciudad de Buenos Aires y se movilizará al Obelisco
Levantará piquetes en los accesos de la ciudad de Buenos Aires y se movilizará al Obelisco Fuente: Archivo
Marcelo Veneranda
(0)
21 de junio de 2018  

Mientras la CGT prepara un paro general sin movilizaciones ni actos para el próximo lunes, con la idea de mostrarle al Gobierno una postal de "calles vacías", la izquierda y los gremios enrolados en el sindicalismo combativo impulsan una jornada de paros activos, con cortes en todo el país y un acto central en el Obelisco porteño. Los piquetes en los accesos de la ciudad comenzarían a las 7 del 25 de junio.

Los detalles de ese plan de protestas comenzarán a conocerse hoy, en la conferencia de prensa que gremios y partidos de izquierda ofrecerán en la sede porteña del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna).

Será la antesala del acto que realizarán el sábado por la mañana en el estadio del club Lanús, donde esperan la participación de 4000 delegados. Un detalle de contraste: por esas mismas horas, un sector de la CGT participará en Mar del Plata de la Semana Social de la Iglesia, organizada por la Comisión Episcopal de Pastoral Social, que será inaugurada por la gobernadora María Eugenia Vidal y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

"'Los Gordos' de la CGT quieren hacer un paro dominguero, para que después cada cual siga negociando lo suyo con el Gobierno. Van al paro porque los corrió la realidad y para reposicionarse en la interna sindical", dijo a LA NACION Néstor Pitrola , dirigente del Partido Obrero, que integra el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT).

"Nosotros proponemos un paro activo, con movilización", porque sabemos que solo una demostración de fuerza de los trabajadores puede poner el fin al plan de ajuste", completó Pitrola.

Al mismo objetivo apuntó Alejandro Crespo, secretario general del Sutna. "El mensaje de rechazo al ajuste y a la vuelta del FMI no se puede dar sentado cada uno en su casa: es en la calle donde vamos a decirle al Gobierno que no se puede seguir con este camino", sostuvo, para apuntar también a la cúpula de la CGT: "Hay un cambio muy grande en el ánimo de los trabajadores. Lo vemos en las fábricas, en las escuelas. La CGT no puede ignorarlo".

Otra coincidencia en los gremios combativos y la izquierda es que el programa de ajuste del gasto que impulsa el Gobierno no es irreversible, incluso ahora que ese plan es parte del acuerdo con FMI.

"No estamos ante un escenario irreversible. Creemos que este plan se puede derrotar y por eso planteamos el paro activo como el inicio de un plan de lucha general", afirmó Guillermo Pistonesi, dirigente del PTS y de la mesa nacional del FIT. "Con un paro dominguero no alcanza y por eso la CGT tiene que estar a la altura", agregó.

Así las cosas, la Casa Rosada se encontrará el lunes ante dos postales: las "calles vacías" que quiere mostrarle la CGT, para lo cual será vital el rol de los gremios del transporte, y los cortes y movilizaciones que encaren los gremios combativos y partidos de izquierda, que en esta ciudad confluirán frente al Obelisco, antes del mediodía.

Las organizaciones sociales y piqueteras también aparecen divididas frente a este escenario. Los grupos que en los últimos meses se acercaron a la CGT, como Barrios de Pie, la CTEP o el Movimiento Evita, por ejemplo, no tienen previstas actividades para el lunes. La Corriente Clasista y Combativa, en tanto, podría realizar cortes en La Matanza.

Las organizaciones trotskistas, en cambio, serán parte activa en las protestas.

El paro "pasivo" de la CGT, por su parte, continua recogiendo respaldos en la oposición. Ayer fue el turno del excompañero de fórmula de Cristina Kirchner, Jorge Taiana, quien llamó "a los peronistas" a apoyar la protesta. Lo mismo hicieron varias seccionales del PJ bonaerense.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.