Biodiésel: aumenta el valor agregado en la cadena de la soja

Las unidades equipadas con biodiésel
Las unidades equipadas con biodiésel
Cristian Mira
(0)
23 de junio de 2018  • 01:00

La mitad de la flota de colectivos de Rosario utilizará biodiésel con un corte de 25% (B25) en el gasoil con la intención de reducir la contaminación ambiental del transporte y dar valor agregado a la producción de soja.

Esta iniciativa fue presenta en Buenos Aires por el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y otros funcionarios provinciales y municipales junto con las cámaras empresariales de biodiésel y directivos de empresas de transporte y de la industria automotriz.

Según explicaron, habrá más de 400 colectivos urbanos de las empresas Semtur y Mixta, administradas por la municipalidad de Rosario, que aumentarán de 10 a 25% el corte con biodiésel del gasoil. Además, habrá tres unidades que utilizarán biodiésel al ciento por ciento, dos de ellas con la norma Euro 5 -la más alta en calidad ambiental- y una híbrida con la norma Euro 3.

Los colectivos con B25 funcionarán las 24 horas con una prueba piloto por seis meses, en los que se evaluará el comportamiento del combustible en los vehículos y el impacto ambiental.

"Es un cambio de paradigma, porque le mostramos a la ciudad que la producción agropecuaria tiene un compromiso con la sustentabilidad", dijo la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani. "Así como impulsamos las buenas prácticas agropecuarias con productos fitosanitarios de etiqueta verde y fomentamos la rotación de cultivos, defendemos el biocombustible producido en Santa Fe", añadió.

En el proyecto, denominado Bio Bus, participa el gobierno de Santa Fe, la municipalidad de Rosario, la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), la Cámara de Empresa Pyme Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb) y la consultora ALG Ingeniería.

Las primeras pruebas que realizó la municipalidad de Rosario con transporte público fueron con un corte de biodiésel con gasoil del 20 por ciento. Al contar con resultados positivos, el gobierno de Santa Fe propuso utilizar el B25.

Si el proyecto Bio Bus prospera, Santa Fe, que produce el 80% del biodiésel que se elabora en el país, le propondrá al Ministerio de Energía llevar el corte obligatorio al 25 por ciento para el transporte urbano de pasajeros, el transporte de cargas y la generación de energía.

"Esto va a tener un impacto positivo en la cadena de la soja", señaló Luis Zubizarreta, presidente de Carbio. Esta cámara, que agrupa a las grandes compañías elaboradoras de biodiésel, entregará con Cepreb el combustible para las unidades que funcionarán con 100% de biodiésel.

Según estimó el subsecretario de Energías Renovables de Santa Fe, Roberto Bisso, si se hiciera la experiencia B25 a todo el transporte público del país se podría sustituir el consumo de 153,5 millones de litros de gasoil que actualmente se importan. "Esto representa unos $3000 millones", explicó.

El proyecto que instrumentarán en Rosario "implica reducir aproximadamente un 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero", explicó el funcionario santafesino. También se prevé una reducción del "material particulado, que es nocivo para el medio ambiente", añadió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?