srcset

El boom del teatro breve: cuatro recomendados

Leni González
(0)
22 de junio de 2018  

"El teatro es una buena primera cita", dice uno de los tantos stickers que regalan en la boletería de la sala Timbre 4 para pegar en el auto, la agenda o la heladera. Por supuesto, se trata de una frase para que los convencidos y dudosos se animen a compartir una inolvidable salida con ese o esa del que saben poco. ¿Y si se aburre? Para aliviar la paranoia, Buenos Aires ofrece propuestas escénicas muy cortas, de entre 15 a 30 minutos, que permiten abrir el código para iniciados. Si no resulta, hay tiempo para el volantazo pero, en cambio, si el anzuelo atrapa, se puede repetir varias veces con un aperitivo en el medio.

El festival Teatro Bombón empezó con esta modalidad de estéticas site specific, es decir, pensadas para un determinado lugar no convencional, y este año, desde abril y hasta fin de junio, regresó con su décima edición. Por otro lado, Microteatro es un formato importado de España que se adaptó muy rápido a esta ciudad con su impronta zappinera con tapeo, en la que cada vez más participan figuras conocidas lo que le agrega otro plus para sumar adeptos.

No solo en la brevedad se puede confiar para convencer a los negados al teatro. También en el humor (y, sin duda, hace rato que el stand up funciona entre los más jóvenes como puerta de entrada) e, infalible, la sorpresa, la experiencia novedosa, lo performático como hecho a medida y cocido al momento. Conejo blanco, conejo rojo va por ese lado, el de actores y actrices conocidos ante una circunstancia fuera de lo común. ¿Y si salir a escena tiene algo de pisar la cancha? En la propuesta ¿Quién es el séptimo? Teatro en el momento algo de ese espíritu deportivo podrá ser leído por el/la acompañante futbolero/a a quien osamos invitar para que prueben de lo desconocido.

Umbral de inicio, simple salida grupal o trabajo de campo para los buscadores de tendencias del entertainment, las artes escénicas renuevan sus opciones para vender más entradas, volverse masticables, ampliar los públicos o soplar los polvos del anquilosamiento. Antes de comprar otro sillón, estas recomendaciones:

Microteatro

Quince minutos en 15 metros cuadrados para 15 personas en la íntima platea. Tal es el proyecto del productor de cine Pablo Bossi y la actriz Julieta Novarro [curado por Mey Scápola y María Figueras], que en agosto cumplirá su primer año. En ese tiempo pasaron miles de espectadores/ consumidores que ingresan en un bar llamado Quince, cuyos rugidos gastronómicos no llegan al primer piso donde están las pequeñas salas. De modo simultáneo, son continuamente habitadas y deshabitadas por escenografía mínima, pocos protagonistas para un contenido cercano al sketch humorístico y un público que es parte de la obra. Cada mes con una temática distinta, en junio el foco está en "los miedos". El destacado es la puesta Permetum, escrita y dirigida por Peter Lanzani, con las actuaciones de Mati Mayer, Federico Coates y Juan Manuel Barrera. Para julio, la pasión será de la partida con, entre otros, Desapazionados, dirigida por Inés Estévez; Animadores día y noche, por Diego Reinhold; y Alunada, con Florencia Raggi, dirigida por Guillermo Hermida.

Victoria Onetto y Ezequiel Campa protagonizan una obra en Microteatro.
Victoria Onetto y Ezequiel Campa protagonizan una obra en Microteatro.

Microteatro abre de martes a domingo, desde las 20.30 hasta pasada la medianoche, en Serrano 1139, casi Córdoba. Puede verse una obra por $90 o dos o tres, según el combo. Es a la carta y cada uno elige lo que quiere ver entre las opciones del día, que se repiten de manera rotativa unas cuatro veces. La programación está en microteatro.com.ar.

Teatro Bombón

Domingos, por fin, diferentes si se los pasa con estas petit fours de media hora, horneadas por Monina Bonelli y Cristian Scotton, los creadores del festival de obras cortas realizadas por artistas del circuito off que nació en 2014 en La Casona Iluminada y ahora, en su décima temporada después de un hiato de casi dos años, presenta una retrospectiva de grandes éxitos en el bar Milion, un edificio ideal para el diálogo entre el espacio y la ficción: una casona señorial de más de un siglo, con tres pisos y varios ambientes que permiten la diversidad y simultaneidad de las obras de teatro, danza y música, de media hora y para unos 20 espectadores por sala.

Como siempre, el público podrá elegir su menú personal. Este mes se pueden ver Todos o ninguno, espectáculo de danza de Pablo Rotemberg; Satánica, de Andrea Garrote; Sector Peluquería, de Sebastián Suñé; Nuestros hijos, de Adrián Canale; Desapariciones, de Martín Seijo; Amigas para siempre, de Cristian Scotton, y el premiado musical Coro municipal de niños, de Lala Mendia. Cada obra se repite dos veces el mismo día. Y sí, claro, acá también se puede comer, tomar algo y hasta disfrutar de muestras de arte entre una obra y la otra.

Hasta el domingo 24 de junio, de 18 a 21, en Paraná 1048. Entrada: una obra $120; 2 obras $200; 3 obras $270; 4 obras $320.

Conejo blanco, conejo rojo

Él no pudo viajar, pero ella sí. Ante la prohibición de salir de su país por negarse a cumplir el servicio militar obligatorio, el iraní Nassim Soleimanpour (hoy residente en Berlín) escribió la obra Conejo blanco, conejo rojo que comenzó desde 2011 a rodar por el mundo. Sin ensayos previos ni un director que piense la puesta, un actor o una actriz diferente en cada función toma un sobre cerrado, lo abre por primea vez delante del público y tiene que improvisar a partir de esa consigna.

Dolores Fonzi, uno de los créditos locales que se animó a Conejo blanco, Conejo rojo.
Dolores Fonzi, uno de los créditos locales que se animó a Conejo blanco, Conejo rojo.

No apto para spoilers, el chiste reside en que nadie, ni del público ni los actores pueden contar de qué se trata. El autor recomienda a los actores atreverse a perder el control y disfrutar de la experiencia como ya lo han hecho Cynthia Nixon, Alan Cumming, Whoopie Goldberg, Stephen Rea, el recordado John Hurt y, desde abril en Timbre 4, Rafael Ferro, Claudio Tolcachir, Cecilia Roth, Sebastián Wainraich, Verónica Llinás y Daniel Hendler, entre otros. Este mes abrirán el sobre de las sorpresas Dalma Maradona, Juan Palomino, Gastón Pauls y un cuarto aún no confirmado.

En Timbre 4, sala México (México 3554), los jueves a las 20.30, a $300 (si se compra online $270).

¿Quién es el séptimo? Teatro en el momento

Director, dramaturgo y actor, el español Yoska Lázaro llegó a la Argentina en 2003 y desde entonces, estudia, investiga y dirige el grupo Teatro a Tres Velas con el cual ha realizado varias obras como Vago, en el Teatro del Abasto, y Res o la mirada corrida, en el Teatro Nacional Cervantes. En ¿Quién es el séptimo?, ubica a los actores, igual que en un partido de fútbol, en el banco a la espera del llamado del director (técnico) para salir a escena sin saber qué es lo que va a ocurrir. No hay un texto sino que cada actor crea a partir de su propia intuición y sensibilidad por lo que el resultado siempre será diferente.

El plantel de ¿Quién es el séptimo?
El plantel de ¿Quién es el séptimo? Fuente: Archivo

Es teatro en el momento porque nadie está avisado, se crea sobre la marcha, pero no es una impro humorística en la que el público propone temas, sino una obra en la que todos, también el sonido y las luces, son producto del minuto a minuto. Ni siquiera hay un tema planteado o una charla previa. Para el que quiera comprobarlo, puede ir más de una función. Un riesgo creativo que puede fallar, pero al que Lázaro y equipo se arriesgan durante una hora. El público es testigo de ese descubrimiento. El elenco de actores/dramaturgos/jugadores está integrado por Laura Biondi. Senastián Edelstein, Javi Lindenbaum, Mariana Medina, Daniel More, Esteban Nerone, Macarena Rumiano, Noelia Vera, Abril Olaizola y el mismo Lázaro.

En el Galpón de Guevara, Guevara 326, los viernes a las 21, por $250 la primera vez y $50 la segunda.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.