Mundial Rusia 2018. Ahmed Musa, ese aliado ocasional que ya sabe lo que es hacerle goles a la Argentina

En lo más alto: Musa se lució con dos goles a pura potencia sobre Islandia
En lo más alto: Musa se lució con dos goles a pura potencia sobre Islandia Fuente: AP
Tomás Bence
(0)
23 de junio de 2018  

YESSENTUKI, Rusia.- Si en la Argentina algún hincha encendió una vela o le rezó a algún Dios, sus plegarias fueron escuchadas. Cuando todo estaba perdido luego de la goleada sufrida ante Croacia, el seleccionado se las rebuscó para encontrar una vida más en el Mundial . Así como le pasó en las eliminatorias, aunque no por mérito propio. El equipo de Jorge Sampaoli vio luz al final del túnel, aunque todavía tiene mucho camino por recorrer. No fue Lionel Messi , como ante Ecuador, el salvador. Todo lo contrario. Fue el nigeriano Ahmed Musa , un nuevo aliado del seleccionado, quien le marcó dos goles a Islandia y dejó con vida a la Argentina.

El velocísimo delantero nigeriano fue un aliado momentáneo que el martes puede transformarse en verdugo, ser un dolor de cabeza para los defensores argentinos. Para él marcar por duplicado en los Mundiales es una sana costumbre. Pocos recordarán que hizo los tantos de su equipo cuando se cruzó con la Argentina en el Mundial de Brasil 2014 . Ese día, en Porto Alegre, Messi rompió el maleficio con Enyeama. Le marcó dos, los mismos que hizo Musa. La Argentina de Alejandro Sabella, sin embargo, ese día se impuso 3-2.

Resumen del partido Nigeria - Islandia en el Mundial de Rusia 2018

1:17
Video

Pero ¿quién es Ahmed Musa, este personaje tan aplaudido por los hinchas argentinos ayer?. El jugador ostenta un récord en su país, del cual se siente muy feliz. Es el primer nigeriano en marcar goles en distintos Mundiales. "Estoy muy feliz por haber conseguido ese hito, muy orgulloso de haberlo logrado", sostuvo el delantero luego del triunfo ante Islandia. Son 20 en total los goles que marcó con su selección, entre partidos oficiales y amistosos. Dos de ellos, a la Argentina. Y si bien no marcó, aportó desequilibrio ingresando en la victoria de Nigeria 4-2 de 2017, también en el 4-1 de 2011, cuando Sergio Batista era el DT.

La flecha verde tiene 25 años. Comenzó su carrera el Juth FC de su país y luego pasó al Kano Pillars FC, hasta que Venlo (Holanda) lo compró. Tras unos años pasó a CSKA Moscú, club en el que juega hoy en día a préstamo, luego de que Leicester adquiriera su ficha unos meses después de ganar la Premier League. ¿Por qué no juega en Inglaterra? Fue un expreso pedido de Gernot Rohr, el alemán que dirige a la selección nigeriana. Es que tenía poco rodaje allí y el técnico lo consideraba una pieza fundamental. "Su experiencia en la Copa del Mundo es muy necesaria", le dijo hace varios meses Rohr. No lo dudó y regresó al fútbol ruso en busca de continuidad.

Los goles de Musa ante Islandia beneficiaron a Argentina
Los goles de Musa ante Islandia beneficiaron a Argentina Fuente: AFP

Pero si de récords se trata, Musa tiene, quizás, uno imposible de batir. Entre varias inversiones que tiene desde que es futbolista, a una le dedica una especial atención y valor. Decidió comprarse dos estaciones de servicio en su país, en la localidad de Kano, a 500 kilómetros de Jos, donde nació. Allí puso a trabajar a sus amigos, varios que solo recorrían las calles. Es más, a otros tantos les pagó la fianza para que salieran de la cárcel. Una vez afuera, si accedían a ciertas reglas de comportamiento, los llevaba a trabajar a su estación. Si no era allí, era en otro de sus negocios: un gimnasio de alto rendimiento o en empleos relacionados con bienes raíces.

Su relación con el seleccionado nigeriano tuvo algunos vaivenes en el último tiempo. Debutó con las Águilas Verdes en 2010, tras quedarse afuera de la convocatoria al Mundial por una lesión. Jugó en Brasil 2014 (Nigeria llegó a octavos) y unos meses antes de Rusia fue protagonista de una decisión muy incómoda para sus compañeros. Había sido designado subcapitán. Sin embargo, renunció a esa designación. En un amistoso ante Senegal donde no jugó Mikel, quien lleva la cinta, él pensó que se la darían. Pero no la recibió y por eso decidió renunciar a llevarla de ahí en más. Algunos lo tomaron para mal, sobre todo cuando trascendió que se sentía "humillado". Sin embargo, la Federación explicó que la decisión de Musa se debía a que esa responsabilidad afectaba su juego, tanto a nivel internacional con el seleccionado, como a nivel de clubes.

"No me resulta difícil marcarle goles a la Argentina", dijo Ahmed Musa - Fuente: Télam

1:14
Video

Ahora, en el camino de Musa se vuelve a cruzar la Argentina. El próximo martes, en San Petersburgo. Esta vez, en un partido en el que los dos deberán ganar para soñar con pasar de grupo. "Sabemos de la importancia de ese encuentro. Es hacerlo o morir. Tenemos que ganar o ganar", declaró el delantero luego del partido de ayer. No cabe dudas cómo tomará Nigeria esta última fecha. Será a todo o nada.

Tras vencer a Islandia, el delantero no se achicó y empezó a calentar el cruce con la selección: "A mí no me resulta difícil marcarle goles a la Argentina", dijo. Es cierto, los números lo respaldan. Los dos tantos ya mencionados los hizo en solo cuatro partidos. Hasta "desafió" a Lionel Messi. "Puedo decir que cuando juego contra él, yo marco. A los goles que hice jugando contra él para la selección, le sumo los de un amistoso Leicester-Barcelona. Ese día, también hice dos", disparó el futbolista.

El veloz delantero no será la única preocupación que tendrá la Argentina la próxima semana. El jugador más experimentado de Nigeria es Jon Obi Mikel. El volante, quien hoy juega en Tianjin Teda de China, durante más de diez años defendió la camiseta de Chelsea. A él se suma Victor Moses, otro rápido jugador que está en West Ham, pero también supo pasar por el equipo de Londres. El tridente nigeriano lo completa el joven Alexander Iwobi quien, con solo 22 años, es una de las grandes promesas de su país. Juega en Arsenal y suele moverse como extremo en Nigeria.

El seleccionado africano mutó su formación en los dos partidos disputados en Rusia. Ante Croacia eligió un 4-4-1-1 más conservador, con la idea de romper el poderoso medio campo que tienen los europeos. Ante Islandia, la idea del técnico fue otra. Atacar por las bandas, aprovechar la velocidad y golpear en cada ataque. La formación mutó a un 3-4-3. Ante la Argentina se espera que el equipo salga a la cancha con una idea similar a la del primer partido, pero todavía nada está definido.

A la Argentina le sobraron oportunidades en el último tiempo. Aún, cuando por mérito propio no logra conseguir resultados, por los ajenos se le pueden dar. Esta vez que Musa. Fue Nigeria. Ese aliado que el martes puede transformarse en verdugo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.