El Ministro de Salud debió suspender una charla en Tandil por una protesta de manifestantes contra el aborto

Tandil: protesta contra Rubistein de los que se oponen al aborto - Fuente: Facebook

00:27
Video
(0)
23 de junio de 2018  • 12:59

Un tenso momento se vivió ayer en la localidad bonaerense de Tandil . El ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein , iba a brindar una charla a profesionales del hospital infantil local, pero tuvo que suspenderla por una protesta de manifestantes en contra del aborto.

El lugar donde se iba a realizar el encuentro era el Salón Blanco de la sede municipal. Con pancartas color celeste, que los identifica en contrapunto al pañuelo verde de los que promueven la legalización, el grupo de manifestantes ingresó al salón y comenzó a realizar cánticos en contra del aborto y pidiendo "salvar las dos vidas".

El accionar de los manifestantes generó que se decidiera suspender la charla de Rubinstein, que no llegó a cruzarse con el grupo de personas.

Hoy, diputados de todo el arco político repudiarona través de Twitter las "agresiones sufridas por el ministro" de Salud de la Nación.

"Los y las diputadas, firmantes del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, repudiamos enfáticamente las agresiones sufridas por el ministro de Salud de la Nación, quien debió suspender la disertación a raíz de la violencia ejercida por un grupo de personas que antidemocrática y violentamente entraron en la sala", publicaron en una carta 15 legisladores, entre ellos Silvia Lospennato y Daniel Lipovetsky, ambos del PRO.

Bajo los hashtags "Que no ganen los violentos" y "Senadores que sea Ley" se replicaron en la red social las palabras de apoyo al ministro de parte de representantes del PRO, Frente para la Victoria, Cambiemos, Argentina Federal, Frente Renovador, Libres del Sur y Evolución Radical, entre otros.

Otro diputado que se sumó al repudio fue Diego Bossio (bloque Justicialista), quien votó en contra del proyecto de legalización del aborto que obtuvo media sanción en la Cámara baja. "Toda actitud que sea de violencia, que no sea madura ni respetuosa de la opinión de los demás, la repudiamos", comentó Bossio en Radio con Vos. Para el legislador, "la intolerancia no conduce a nada, sino todo lo contrario, lleva a que las divisiones en la Argentina sean mayores".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?