Eugenia Tobal: "Entre la separación y la pérdida del bebé, fueron dos años de duelo"

La actriz contó como fue el proceso de duelo que vivió hace unos años
La actriz contó como fue el proceso de duelo que vivió hace unos años Crédito: Telefe
(0)
24 de junio de 2018  • 13:42

"¿Quiénes se sintieron acosados por los medios?", preguntó Andy Kusnetzoff e inmediatamente Eugenia Tobal dio un paso al frente. Invitada a PH: Podemos Hablar, la actriz se refirió al duro momento personal que atravesó durante su separación de Nicolás Cabré y la pérdida del embarazo. "En una época de mi vida hubo una situación ajena, porque tampoco es que la busqué, que fue bastante dura. No la pasé nada bien con los medios tan encima porque era un momento muy difícil y muy triste. Hoy creo que por eso soy tan reservada, cuándo hablan de mí no me gusta".

"Entre todo lo que me pasó, hablando de mi separación y de la pérdida del bebé, se hizo una cosa enorme y no había ningún tipo de respeto por nada. Yo estaba atravesando una situación tremenda, fueron un año y medio casi dos años de estar pasándola mal, en medio de un duelo. Que te estén encima todo el tiempo era tremendo", contó la actriz . "Me han seguido por todos lados, he tenido guardias y autos siguiéndome y la verdad es que yo tampoco lo había buscado. Fue algo que me pasó en la vida como le podría haber pasado a cualquiera, uno es público y debería estar preparado para esto, pero nunca lo estás. Fue muy invasivo todo y eso no es algo que a mí me guste".

Según contó, los golpes de la vida la hicieron crecer y encontrar un estado de paz que antes no tenía. "Salí fortalecida, yo creo que hice una gran alquimia, aprendí muchísimo y todo fue positivo".

Eugenia Tobal habló del acoso de los medios durante su separación

3:39
Video

A pesar de los malos momentos, Eugenia no se enojó con la prensa. "Nunca me enojé, estaba preocupada por otra cosa, yo tenía que estar bien, me cuidaba a mí. No veía la tele y no leía nada, porque no es sano. Estar atenta a lo que se decía no era positivo para mi recuperación ni para mi familia, porque nadie la pasó bien. Por suerte mis hermanos, mi familia y mis amigos estuvieron conmigo".

"El morbo lleva a que todos hablen de lo mismo y es como estar revolviendo constantemente, pasan los años y siguen. Pero como me permití hacer el duelo correcto y sufrir en el tiempo indicado, después me levantaba solo para ser feliz. Fue un proceso muy íntimo y profundo, la recuperación tenía que ver con el alma rota, no el corazón".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.