Tomates

Diana Fernández Irusta
Edición fotográfica Dante Cosenza
Edición fotográfica Dante Cosenza Fuente: Reuters - Crédito: FAYAZ AZIZ
(0)
25 de junio de 2018  

Peshawar, Paquistán.- Está la belleza de lo sublime y la de aquello que de tan cotidiano apenas se ve. Como el encanto involuntario de esta escena capturada en Peshawar, Paquistán. Las macizas hileras de tomates, el niño que descansa sobre un banco precario. ¿Sabrá del contrapunto que el rojo de su chalina juega con la mercadería dispuesta a su lado? El rojo, "el más audaz de todos los colores", según se lee en Los colores primarios, de Alexander Theroux. Intensidad del amor, el crepúsculo, la sangre, el arte antiguo. ¿Sabrá el niño que, según Theroux, el rojo fue el primero color en ser designado por un nombre en casi todas las lenguas primitivas? Un tesoro radiante de sentido late en los modestos envoltorios de plástico; promesa de fruto maduro, sabor a frescura, ollas chisporroteantes. Para el niño, el tesoro serán las monedas que obtenga en su venta; la intensidad radiante, el regreso a casa con la cena asegurada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.