Suscriptor digital

Se destiñe la imagen intachable de los carabineros chilenos

Una investigación oficial detectó un faltante millonario en las cuentas de la prestigiosa policía; un incidente con un chofer de Uber también influyó
Víctor García
(0)
25 de junio de 2018  

SANTIAGO, Chile.- 36 millones de dólares perdidos: ese fue el monto que la Contraloría General chilena detectó como faltante, sin respaldo contable, y cuyos documentos terminaron incinerados en una investigación que realiza el organismo ante un posible nuevo fraude de Carabineros, la policía uniformada, dentro de su Dirección de Bienestar.

"No existía ni siquiera contabilidad. El desorden es indicio de una situación de corrupción mayor", planteó el contralor Jorge Bermúdez ante una comisión investigadora en el Congreso chileno, donde también se reveló que buena parte de los documentos que se buscaban fueron incinerados.

"Ese monto está justificado por la presentación de escrituras, pagos, cheques, y obedece a la compra de conjuntos habitacionales y centros de recreación", dijo el general Mario Rozas, director de la Dirección de Bienestar de Carabineros. De igual manera reconoció que parte de esa documentación fue quemada "por normativa interna".

El diputado socialista Leonardo Soto apuntó a ese hecho en conversación con LA NACION. "No es difícil darse cuenta de que estamos en presencia de otro posible escándalo. En una institución pública donde trasladar un mueble de un piso a otro requiere al menos cinco firmas que lo autoricen esto de haber quemado los documentos no es bien visto y por eso la respuesta que da Carabineros es insuficiente y parcial. El contralor ya lo dijo: hay evidencia e indicios claros de que estamos en presencia de un fraude y corrupción mayor".

El hallazgo puso nuevamente los ojos sobre Carabineros, una institución ya golpeada en su credibilidad por el millonario desfalco de 40 millones de dólares que se destapó el año pasado y que significó la salida del director de la institución. A ello se sumó el informe conocido en abril último que reflejó irregularidades en la Dirección de Previsión por pensiones mal pagadas.

A estas situaciones se han añadido otros hechos de alta connotación pública, donde otros funcionarios han estado involucrados, como el video de un carabinero recibiendo un soborno en un control de tránsito, los disparos de un cabo a un chofer de Uber en el aeropuerto y la simulación de un operativo policial para ser exhibida en un programa de televisión.

"Todo esto ha hecho que se vea mermada la credibilidad de la institución. Chile siempre se jactó de estar muy por encima del resto de los países de la región en el tema de la corrupción y en términos de probidad de su policía, pero en los últimos cinco años han sido bastante los hechos que parecen aislados pero concatenados y muestran que hay una crisis", señaló el sociólogo Mauricio Ríos.

"Carabineros de Chile siempre tuvo una fuerte raigambre social porque además de su labor preventiva se acercó a la sociedad civil con una imagen de mucho sacrificio y cercanía; sin duda que todas estas situaciones afectan porque hay una pérdida de referentes", agregó.

La última encuesta Cerc-Mori indicó que la confianza de la ciudadanía ante la fuerza policial continúa estancada en un 46%, cifra muy lejana al 67% que registraba en 2010.

Para el diputado Mario Desbordes, presidente del partido oficialista Renovación Nacional y miembro de la Comisión de Seguridad de Cámara de Diputados, la institución "sigue estando dentro de las mejor evaluadas, pero ha bajado la aprobación ciudadana y se ha resentido ese aspecto".

"El presidente Piñera al asumir determinó hacer cambios profundos en el alto mando y junto al nuevo general director hizo varias modificaciones en la estructura, redujo al mínimo la cantidad de funcionarios en labores administrativas y con eso se espera que la imagen institucional vaya mejorando. Esperemos que así sea", finalizó el parlamentario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?