La Iglesia retomó las críticas con citas del Papa

En su documento final, la Pastoral Social insistió en el pedido para que el "ajuste" no recaiga en los pobres
En su documento final, la Pastoral Social insistió en el pedido para que el "ajuste" no recaiga en los pobres Crédito: Mara Sosti
(0)
25 de junio de 2018  

MAR DEL PLATA.- Siempre con el papa Francisco como guía en la exigencia de atender y dar respuestas frente a la deuda social, los obispos que integran la Comisión Episcopal para la Pastoral Social (Cepas) recurrieron a su palabra para ratificar el rechazo a modelos que "anteponen el interés económico o sectorial" con políticas que "colocan a la dignidad humana en la periferia de las preocupaciones".

"Como argentinos, y comprometiéndonos cada uno desde su lugar, estamos llamados a consolidar la democracia como único camino para saldar la deuda con los pobres y descartados de nuestra patria", concluyó el documento, que leyó monseñor Rubén Fressia, obispo de Avellaneda-Lanús.

En apenas una página se condensó el balance de esta nueva edición de la Semana Social, con una agenda que enfocó la problemática de la pobreza y disparó duras críticas desde la Iglesia hacia el Gobierno. En esas líneas se remarca que desde este ámbito se reclamó que las políticas de ajuste "no se practiquen sobre los pobres" y se hizo hincapié en cuentas pendientes que el país tiene con menores "sometidos al desamparo, trabajo infantil, explotación y trata de personas".

En su homilía de la misa que clausuró este encuentro, que bajo el lema "Democracia: un camino de servicio a los pobres" se desarrolló en el Hotel 13 de Julio, el presidente de la Cepas, monseñor Jorge Lugones, celebró la convocatoria que se logró en estos días. "Nos alegramos de compartir, aunque a veces quieran enmudecernos como a Zacarías", dijo al recordar la historia bíblica de quien quedó sin habla por falta de fe.

"Bueno, tendremos que hablar en el tiempo que hay que hablar y callar en el tiempo que hay que callar", dijo el también obispo de Lomas de Zamora, una de las voces por las que aquí suele hablar el Santo Padre y que desde el jueves, cuando anunció esta Semana Social, fue tan explícito como claro e incisivo al desnudar condiciones que afectan a los más necesitados, con cuadros graves de pobreza e indigencia, así como falta y pérdida de empleos.

Ayer, en los últimos paneles, volvieron a abundar críticas desde distintos sectores a la situación del país y las medidas de gobierno que -entienden- lejos de reparar están agravando esos problemas. "Si el Gobierno avanza en estas políticas económicas nos va a hacer trizas la posibilidad de vivir en armonía y en paz", afirmó Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, en una mesa junto a la diputada Graciela Camaño.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?