Mundial Rusia 2018. La dura infancia de Víctor Moses y su elección de jugar para Nigeria

Dicen que Victor Moses es tímido, pero en las prácticas de Nigeria es uno de los más bromistas
Dicen que Victor Moses es tímido, pero en las prácticas de Nigeria es uno de los más bromistas Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Tomás Bence
(0)
24 de junio de 2018  • 23:59

ESSENTUKI, Rusia.- "Sin zapatos, solo con los pies descalzos, alguien tiró una pelota y comenzamos a jugar", ese es el primer recuerdo que Víctor Moses , mediocampista de Nigeria , tiene de sus comienzos en el fútbol. Fue en su país donde todo comenzó y a donde él mismo quiso volver cuando podría haber elegido una de las grandes selecciones de Europa. Es el dueño de una historia digna de ser contada.

Nació hace 27 años en Lagos, en una familia de buen pasar. Sus padres eran Austin y Josephine. Ellos eran pastores. Cuando el futbolista tenía 11 años se declaró la ley islámica en Nigeria. Eso desató una intensa guerra entre religiones. Sus padres se convirtieron en activistas en un momento de mucha tensión. Todas las tardes, Víctor jugaba al fútbol con sus amigos y su padre lo llamaba para que vaya a hacer la tarea. Un día el llamado no llegó. Se acercó caminando su tío y le dio la peor noticia: sus padres habían muerto. Fueron asesinados en su casa. La familia del chico le armó las valijas y lo sacaron del país: les habían dicho que Víctor sería el próximo objetivo.

El gobierno británico trató de ser intermediario en la crisis que se vivía en la localidad de Kaduna. Decidió, entre otras cosas, recibir a algunos de los refugiados por esa guerra que se estaba desatando. Así fue como Moses se fue a vivir al sur de Londres, con una familia que decidió albergarlo. "Inglaterra fue como un paraíso para mí. Nunca había salido más allá de Nigeria", contó hace algún tiempo. En su nuevo mundo, nunca dejó de jugar al fútbol. Eso sí, cambió sus festejos: ahora en cada celebración mira al cielo y recuerda a sus padres.

Así entrena Nigeria de cara al partido con Argentina

01:23
Video

Iba al colegio a solo unas cuadras del estadio de Crystal Palace , que en ese momento jugaba en la segunda división. Tras las horas de estudio, su día se completaba en una Academia de fútbol. Su calidad se hacía notar sobre el resto y empezó a llamar la atención a los grandes clubes de la zona. Es más, recuerda que un día una mujer lo golpeó varias veces en su cabeza con su cartera. Había "humillado" a su hijo antes de marcarle un gol. Crystal Palace no quiso perder el tiempo y decidió contratarlo. Debutó a los 16 años en el primer equipo.

Su calidad era indiscutida. Como tenía el pasaporte británico, Inglaterra lo convocó para jugar en las juveniles. Representó al equipo británico hasta que recibió el llamado de la Federación de Nigeria: lo querían en las Águilas Verdes. Luego de varios meses de papeles, recibió el permiso de la FIFA para jugar con su selección. "Acá estoy con mis hermanos", bromea con la nacion en la cancha de Essentuki, donde se entrena el equipo pensando en la Argentina. Moses debutó en 2012 y su primer gol se lo marcó a Liberia, en la Copa África.

"Es un jugador que cambió su forma. Ahora es un jugador más ordenado, sólido y con consciencia defensiva", confían desde el cuerpo técnico de Nigeria. Dicen que eso se lo debe a Antonio Conte, uno de los técnicos que más lo marcó. El nigeriano llegó a Chelsea en 2012, tras un paso por Wigan. Perdió en el fútbol inglés buena cuota de la velocidad que tenía en los comienzos.

Señalan que es una persona "tímida" y "retraída". Sin embargo, esa descripción no coincide con el jugador que ingresa a la práctica de Nigeria a pura carcajada. Cuando ve que le están sacando fotos, sonríe y actúa para la cámara. Recupera toda su vitalidad en el seleccionado, donde ahora es uno de los focos de preocupación del entrenador.

¿Puede Argentina ganarle a Nigeria?: la opinión de la gente - Fuente: Télam

01:17
Video

Es uno de los más queridos en el equipo. Una eterna promesa que, cada vez que se pone la camiseta de su país, termina concretando mucho menos de lo que promete. Ahora su presencia ante la Argentina está en duda. El entrenador quedó un tanto molesto por algunas actitudes que mostró en el campo de juego y podría no salir a jugar mañana en San Petersburgo. "No pasó nada, si no juega es porque el técnico entiende que debe cambiar la estrategia", le contó a la nacion uno de los allegados a Gernot Rohr, técnico de las Águilas.

Son once los goles que Moses marcó en Nigeria, en 33 partidos oficiales. Sin embargo, nunca jugó ante la Argentina. No participó de los últimos amistosos y tampoco estuvo en el último Mundial, en Brasil. Ya sabe lo que es enfrentar a la Argentina, y a Lionel Messi. Formó parte del plantel 2014 pero no se enfrentó al seleccionado en la última fecha del grupo.

"Sabemos que será un partido muy difícil, que la Argentina juega bien, más allá de lo que le esté sucediendo. Pero no tenemos por qué ser menos, podemos jugar de igual a igual", le dijo a la nacion en la previa al choque de mañana. Es que será una final y así como Islandia y Croacia lo hicieron en la antesala a los duelos con la selección, los africanos también se permiten soñar y, por qué no, dar el gran golpe ante Lionel Messi y compañía.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?