Mundial Rusia 2018: los jugadores llegaron a San Petersburgo y se sumaron al banderazo de los hinchas

Banderazo de hinchas y jufadores argentinos en San Petersburgo
Banderazo de hinchas y jufadores argentinos en San Petersburgo Crédito: @argentina
(0)
25 de junio de 2018  • 13:03

Ya en San Petersburgo, la selección argentina vive las últimas horas antes del esperado choque con Nigeria por el pase a los octavos de final del Mundial Rusia 2018 . El plantel aterrizó este mediodía, luego de haberse entrenado en el centro deportivo de Bronnitsy. Al tocar suelo de la nueva ciudad rusa, la delegación marchó rumbo al hotel donde permanecerá hasta la hora del partido. En la puerta fue recibido por unos 400 hinchas que les hicieron sentir su cariño y al ritmo de "Vení, vení, canta conmigo..." aplaudieron y demostraron que la fe sigue intacta.

El banderazo de los hinchas y los jugadores

1:46
Video

Una hora más tarde del arribo del equipo, un banderazo tomó la calle del hotel y la plaza del Palacio de San Petersburgo. Bombos, camisetas y muchas banderas se desplegaron entre los hinchas, que cantaron y alentaron a los jugadores. Fue tal el ruido que se sintió que los jugadores sintieron la necesidad de salir del hotel a agradecer el gesto.El Patón Nahuel Guzmán fue el que primero tomó el mando. Un fanático le pasó un bombo por encima de una valla de contención y comenzó a tocar. Lo secundaron Ansaldi, Rojo, Salvio, Mercado, Fazio, Tagliafico, Biglia y Armani, que registraron todo con sus celulares y acompañaron las letras al ritmo de sus aplausos.

Así fue el banderazo argentino en San Petersburgo - Fuente: Twitter

0:19
Video

Fue el primer contacto genuino que los jugadores tuvieron con los hinchas argentinos. Nunca habían estado tan cerca de tanta cantidad de hinchas, y se trató de la primera vez que los jugadores tuvieron la iniciativa de salir a agradecer y tomar contacto con sus seguidores. Si bien no aparecieron varios de los jugadores históricos (Messi, Mascherano, Di María, Higuaín) lo importante fue ver el gesto. Pudieron dar vuelta la página, cambiar de aire, e inundarse de este cariño de cara al duelo más importante, el que definirá el futuro de la selección en el Mundial.

El himno argentino en el banderazo en San Petersburgo

0:53
Video

Fue en las primeras horas del mediodía argentino, que al ritmo de "¡Qué mañana, cueste lo que cueste. Qué mañana tenemos que ganar!" la selección argentina aterrizó en la ciudad de San Petesburgo con las valijas llenas de ilusión.

Argentina ya pisó la ciudad de San Petersburgo
Argentina ya pisó la ciudad de San Petersburgo

El plantel argentino llegó y viajó rumbo a Solo Sokos Hotel Palace Bridge, de San Petersburgo, ubicado a tres kilómetros del estadio que recibirá el encuentro. Encabezado por Lionel Messi el equipo arribó en su avión privado y fue directamente al hotel donde descansarán hasta el partido.

Unos 400 hinchas argentinos, lejos de pasar inadvertidos, recibieron al plantel con banderas, gritos y aplausos hacia los jugadores. "Mañana cueste lo que cueste, mañana tenemos que ganar", fue uno de los que más se gritó. Y también se escuchó el "Vení, vení, canta conmigo...", se escuchó mientras los jugadores bajaron del micro y caminaron rumbo al hotel.

Esta mañana había realizado un entrenamiento en Bronnitsy donde el entrenador Jorge Sampaoli probó algunas variantes con los regresos de Banega, Di María e Higuaín, más Franco Armani en el arco,con un marcado 4-3-3 (aunque algunos prefieren un 4-3-2-1). Pero hoy el entrenador probó con el regreso de Marcos Rojo a la zaga central, como en el primer partido ante Islandia. De esta manera, Mercado se movería de cuatro y Eduardo Salvio saldría del equipo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.