Suscriptor digital

El problema de Argentina es el tiki-taka

Juan Pablo Varsky
Juan Pablo Varsky PARA LA NACION
(0)
25 de junio de 2018  • 11:46

MOSCU.- Es el principio de todo. Van 14 segundos del primer tiempo contra Islandia. Tras un remate desviado del rival, Caballero saca desde su arco. Le pasa la pelota a Rojo, ubicado como zaguero izquierdo. Se la devuelve a Caballero. Otra vez para Rojo, que se la da a Tagliafico pegado a la raya. De nuevo para Rojo. Conduce y al cuarto toque juega para Otamendi. Todo en propio campo. Se completa la vuelta con otro pase lateral para Salvio, que busca a Mascherano. Atrás para Otamendi. Recibe Biglia, en paralelo a Masche pero del centro a la izquierda. Ahora Tagliafico y de nuevo Biglia. No hay pase entre lineas. Seis futbolistas argentinos están en su propio terreno. Adelantados, Meza y Di Maria se ubican bien abiertos sobre las lineas laterales. Ninguno se muestra para intervenir por dentro y, si lo hicieran, tendrían problemas para recibir bien perfilados porque están jugando sobre su costado natural.

Resumen del partido Argentina - Islandia en el Mundial de Rusia 2018

01:19
Video

De espalda y hacia el medio, Meza recibiría el pase con su zurda y Di Maria con su diestra. Habría peligro de pérdida y contra islandesa. Entonces Biglia se la da a Otamendi. Messi retrocede al circulo central para tocar su primera pelota. De primera para Salvio. Mascherano. Rojo. Tagliafico. Otra vez Rojo. Otamendi. Salvio. Tras 24 pases en 101 segundos de posesión, Argentina cruza la mitad de la cancha con la pelota. Pero Meza juega hacia atrás para Otamendi, otra vez en campo propio. Biglia atrás hacia Rojo. De nuevo para Otamendi, que abre para Salvio. No hay pase hacia adelante. Retrocede para Rojo. Insiste en la izquierda con Biglia, quien toca para Di Maria. Atrás para Biglia, que juega en la misma altura para Mascherano. Tras un intercambio con Otamendi, el mediocampista tira un pelotazo largo para Di Maria. El extremo controla y pasa en el mismo tiempo para Agüero, el ultimo que faltaba para que todos tocaran la pelota. Kun pelea con el central Arnasson. La pelota sale del campo. Lateral para Islandia. Se termina una posesión de 2 minutos y 37 segundos con 41 toques, ninguno entre lineas y la gran mayoría en campo propio. Todo lento, previsible, con demasiado tiempo entre recepción, control, decisión y pase al fin. En el estreno ante Islandia, Argentina completó 674 pases sobre 752 intentados. Mascherano dio 133, Rojo 79, Otamendi 69, Salvio 64, Biglia 48, Tagliafico 51. La cuenta da 444, casi el 66 por ciento de los pases entre ellos.

Resumen del partido Argentina - Croacia en el Mundial de Rusia 2018

03:45
Video

Cuando buscamos pases exitosos entre lineas, la cuenta da cero. Ninguno. Los números bajaron bastante ante Croacia, más activa en la presión sobre la salida. El equipo completó 398 pases sobre 500 intentados. Aumentó el margen de error por culpa de la mejor calidad del rival, que expuso la propia imprecisión. También creció la cantidad de pases dados por Willy Caballero. De 15 ante Islandia, subió a 38 contra los croatas. Sólo acertó 16. Uno de sus 22 errores generó el golazo de Rebic. La falta de confianza del arquero se potenció con sus frecuentes intervenciones. Argentina siguió pasándose la pelota en campo propio pero aun más atrás. Entre Caballero, los centrales Mercado, Otamendi, Tagliafico y los medios Mascherano y Enzo Perez dieron 340 pases, el 68 por ciento del total. Messi no retrocedió tanto como ante Islandia pero lo encontraron apenas una vez con un pase entre lineas al último tercio. Enzo le tiró una pinchadita que no logró enganchar con el juego 0 a 0. Esa habilitación ha sido la UNICA entre lineas que el equipo pudo disfrutar entre casi 1100 pases correctos en dos partidos. En el 0-3, Messi la tocó menos veces que Caballero (32 contra 38). La idea de rodearlo con Perez/Meza más Salvio y Acuña abiertos a los costados no funcionó. El defecto viene de origen. Si los mediocampistas del eje juegan a la misma altura, los centrales tienen el mismo pase con apenas unos metros de diferencia a lo ancho.

Así planteado, el llamado doble cinco hace más daño que Luis Rey en la serie de Luis Miguel. Llama la atención la no consideración de Lo Celso, jugador que entiende el concepto de tocar y moverse o quedarse, según lo que pida cada inicio. Lo ha perfeccionado en Paris Saint Germain como mediocampista central o interior. No ha jugado ni un minuto. De muy posible titular a cómodo suplente sin escalas. Banega le dio agilidad al juego de pases ante Islandia pero no fue opción ante Croacia. No hay un nueve para romper lineas tirándosela por arriba y que la aguante de espalda. Si la salida es lenta, sin engaño, sin movilidad de receptores y con la pelota demasiado tiempo en los pies del pasador, el rival tiene todas las facilidades para cortar lineas de con sus basculaciones. Y si cuenta con medios de elite como Rakitic y Modric, te presiona, te gana y te golea. Argentina se pasa la pelota sin saber por qué ni para qué. Es un toqueteo intrascendente, la insoportable levedad del ser. Pierde demasiado tiempo en la construcción desde el fondo. Otamendi y Mascherano intervienen y tienen la pelota mucho más tiempo que el necesario.

El resto no ayuda con desmarques. Guardiola lo planteó claramente en esa joya de Marti Perarnau llamada Herr Pep: "yo odio el tiki-taka. Lo odio. Es pasarse el balón sin ninguna intención. Y esto no sirve para nada" Argentina juega al tiki taka. Messi lo sufre, más que nadie. No hacen falta conspiraciones para entender lo que pasa en Rusia. Acá está el principio de todo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?