Luciana Salazar, enojada con Marcelo Tinelli

La modelo explicó que perdió trabajo porque no fue respetada artísticamente por la productora del conductor Fuente: Archivo
25 de junio de 2018  • 13:25

Luego de ser mamá y dedicarse a la crianza de su bebé exclusivamente, Luciana Salazar decidió volver a trabajar en los medios. Para esto contaba con varios proyectos importantes. Uno era una especie de reality show, un segmento que la productora Kuarzo le ofreció a la modelo tras grabar sus especiales cuando fue madre, pero esta vez como parte del programa de Vero Lozano en Telefe. Por otro lado, contaba con la propuesta de la productora LaFlia de unirse a sus filas en el Bailando 2018 , además de la promesa de ser parte de otros proyectos con su amigo y padrino de su hija, Marcelo Polino.

Pero ninguno de los proyectos pudo prosperar. Es por eso que Luli rompió el silencio e hizo su descargo en una nota radial, se siente muy dolida y traicionada por la producción de Tinelli, por lo que decidió hablar de su disconformidad sobre cómo fue tratada.

"La verdad es que estoy un poquito dolida con ese tema. Tenía una propuesta muy fuerte, yo hice mi real life con Kuarzo, productora con la que quedé con muy buena relación. Ellos vinieron con una propuesta muy interesante para hacer un especial mío en un programa ya instaladísimo de Telefe [por el de Lozano], y además tener mi programa propio conduciendo. Por otro lado, Fede Hoppe me propuso estar en el Bailando porque Marcelo me quería", arrancó Luli.

"Yo le fui clara y le dije 'Mirá Fede, la realidad es que yo tengo una propuesta muy interesante de Kuarzo, me están dando la posibilidad de hacer algo que yo quiero hace bastante. Él me dice ´Bueno, pero pará que lo voy a hablar con Marcelo a ver qué opina. La idea es que si también vas a estar haciendo el Bailando hay que ver cómo hacemos con lo de Polino´".

Luli, siguió su relato: "Le digo 'Fede, yo estoy para co-conducir en este momento´, y me dice ´Bueno, pensemos a ver si podemos hacer un especial tuyo para que puedas hacer las dos cosas´. Además ellos me pidieron que no firmara el otro proyecto. La cuestión es que no me respetaron artísticamente todo lo que yo venía pidiendo, Después cambiaron toda la artística, entonces ahí ya no se respeta, y yo me perdí de hacer mi programa propio con otra productora y encima tener un especial en otro programa que ya está instaladísimo. Me dio bronca eso, más que enojada, me siento dolida".

Estas son las desprolijidades a las que también Moria Casan hizo referencia la semana pasada. Luli comparó entonces lo que vivió la ex jurado con su propia experiencia. "A mí me duele el tema de que saben que yo dejé otra propuesta y no se me respetó lo que yo quería. Me duele desde ese lado, pero cada situación es diferente. Si Moria se sintió afectada me parece perfecto que ella lo haya sentido de esa forma, yo me siento dolida porque perdí laburo. Porque si estuviera trabajando y no se me da esto bueno, estoy trabajando, ese es mi dolor", concluyó.