"Soy mamá y gordita, tengo mucho miedo al rechazo y me cierro a conocer gente"

Crédito: Shutterstock
Consuelo
(0)
25 de junio de 2018  • 18:45

Hola Consuelo, leí consejos tuyos y me parecieron muy buenos. Paso a contarte: tengo 31 años aunque aparento 25. Fui mamá adolescente, mis hijos tienen 15 y 13 años, estoy separada hace un tiempo.

Me esforcé toda la vida por superarme y terminé la facultad. Trabajo en un lugar muy reconocido, tengo mi casita, sigo estudiando.

Me pasa que cada vez que alguien quiere conocerme tengo miedo que me rechacen por tener hijos, por ser gordita, entonces pongo muchas barreras hasta que logro que se alejen.

Pienso mucho, me anticipo y tengo muchos prejuicios hacia mí misma: supongo que eso me perjudica pero no sé cómo resolverlo. No me animo a ponerme en redes sociales estilo Tinder o eso tampoco porque no sé qué foto poner.¿tengo que poner que tengo hijos? Muchas dudas así tengo y mucha ansiedad.

Saludos,

La Mamá Ansiosa (31)

Querida Mamá Ansiosa:

Antes que nada, ¡mil felicitaciones por tus logros! No me puedo ni imaginar lo difícil que es terminar la facultad trabajando y con dos chicos chiquitos. Es infinitamente más meritorio, te lo firmo acá, que conseguir novio o ser flaca. Pero no me queda claro que vos te lo creas, y no sos la única.

No ser flaca o flaquísima para una mujer, en cualquier lugar del mundo pero en Argentina quizás especialmente, es una condena tremenda: cualquier logro profesional o personal queda eclipsado por tu aspecto. No te voy a decir que esto es "una idea tuya": es verdad que la sociedad valora 100 veces más en una mujer que seas flaca que que seas inteligente, trabajadora o buena persona, y eso no lo vas a poder cambiar vos sola. Pero creo que si das el paso de entender vos misma tu propio valor vas a poder pararte en el mundo de otra manera, y aunque los modelos de belleza no van a desaparecer, algunas cosas en tu vida vas a lograr cambiar: por ejemplo, tu relación con los hombres, y tu disposición a abrirte a nuevas relaciones. No a todos los hombres les gustan las mujeres flacas: el erotismo no siempre va por los mismos carriles que los estándares sociales. Pensá en todo eso que me contaste a mí: sos una mujer que trabaja, que se esfuerza, que es independiente. Todo eso es muy valioso, pensá en eso y mostrate como eso que sos, en los ámbitos y en los términos en los que te sientas cómoda. Si no te gustan Tinder y Happn no las uses: no es imprescindible, y es cierto que en general esas redes están basadas 100% en una foto y no en tu carisma o en otras cosas que se ponen en juego en la seducción. Lo importante no es dónde sino que te abras con confianza a nuevas experiencias, sabiendo que valés y que te lo merecés.

Sobre el tema de los hijos, yo creo que seguro en una salida es algo que "surge" porque son parte de tu vida, pero no es necesario que lo cuentes ni bien te dicen "hola". Y yo si fuera vos no me haría mucho problema: para una pareja que está empezando creo que es mucho más difícil tener bebés o nenes chiquitos que adolescentes que ya son más autónomos, y entre mujeres de treinta y pico no es tan raro ya tener hijos, aunque la mayoría tenga hijos más chicos. Quizás cuando tenías 20 era una rareza total pero si un tipo de 35 hoy "se asusta" porque vos tenés hijos, es un poco un ridículo.

Tené confianza en lo que sos y en lo que construiste y vas a estar bien.

Un cariño,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Por: Consuelo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.