Suscriptor digital

La primera "noche blanca" de la selección argentina: cómo se prepararon otros equipos en San Petersburgo

Demasiada claridad en la noche de San Petersburgo
Demasiada claridad en la noche de San Petersburgo Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Javier Saúl
(0)
25 de junio de 2018  • 23:59

SAN PETERSBURGO.- Una novela sentimental de un soñador que persigue sus quimeras en medio de la soledad. La historia de un joven solitario e introvertido que se enamora en una noche blanca. Fiódor Dostoyevski y Lionel Messi no tendrán demasiados puntos en común, pero San Petersburgo sí regala un guiño en medio de un verano en el que los atardeceres se confunden con el amanecer. Esta noche (en la tarde argentina), la selección argentina buscará avanzar a octavos de final en su primer partido mundialista disputado bajo la claridad nocturna. Como Dostoyevski, Messi y compañía buscarán unir las grandes pasiones que mueven al ser humano: el amor, la ilusión y la esperanza.

"Una de las primeras noches me desperté a las 3 de la mañana y pensé que ya era hora de levantarse", comentó el inglés Delle Ali en los primeros días de concentración en la señorial San Petersburgo. "Tenemos pastillas para dormir... No, es broma, pero sí tenemos muy buenas cortinas", se divirtió el croata Mario Mandzukic. La selección balcánica tiene su búnker en Roschino, un bosque de pinos con amplias casas de maderas a una hora de la ciudad. "La primera noche no pude dormir porque me tocó al costado de la ventana y nunca oscureció, pasé esperando que oscureciera y nunca pasó, así que seguí de largo por la falta de oscuridad", comentaron en la concentración costarricense. "Es duro. Sobre todo para nosotros que no estamos acostumbrados a algo así", reveló el brasileño Thiago Silva en la conferencia de prensa previa al duelo frente a Costa Rica. La recomendación de Brasil para sus jugadores tuvo su parte digital: el cuerpo técnico prohibió el uso de iPads y los celulares para que puedan dormir. "Tampoco podemos hablar muy tarde con amigos o con la familia en Brasil", contaron los futbolistas.

Javier Saúl y Sebastián Fest desde San Petersburgo

09:54
Video

Costa Rica, Inglaterra, Croacia, Arabia Saudita y Corea del Sur conviven desde hace tres semanas con prolongados ocasos rosas, madrugadas azuladas y amaneceres dorados. Las cortinas son las principales protagonistas en las concentraciones de las selecciones en la "Venecia del norte". La ciudad de los tres nombres -Petrogrado y Leningrado antecedieron a San Petersburgo-, que ahora recibe a una selección argentina que intenta aferrarse al optimismo en medio de la crisis. Ayer, se destacaron las frases de Jorge Sampaoli ("La primera de las cinco finales") y un banderazo que por primera vez logró que los jugadores del seleccionado salgan del hotel para saludar a los hinchas.

El banderazo de los hinchas y los jugadores

01:46
Video

El plantel aterrizó al mediodía, luego de haberse entrenado en el centro deportivo de Bronnitsy, y al tocar suelo de su tercera sede rusa, la delegación marchó rumbo al hotel donde permanecerá hasta esta tarde. En la puerta fue recibido por unos 500 hinchas que les hicieron sentir su cariño y al ritmo de "Vení, vení, canta conmigo..." aplaudieron y demostraron que la fe sigue intacta. En otra de las noches blancas del verano ruso, todos esperan una reacción. Messi, por su parte, necesita animarse a cambiar destino. Y el final de la novela de Dostoyevski.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?