Croacia: de verdugo a benefactora de la Argentina con su triunfo sobre Islandia

Copa del Mundo Rusia 2018 Fase de grupos
  • 1
Islandia

Islandia

  • Gylfi Sigurdsson
  • 2
Croacia

Croacia

  • Milan Badelj /
  • Ivan Perisic
Claudio Mauri
(0)
26 de junio de 2018  • 14:42

SOCHI.- La Argentina apenas si se basta por sí sola para avanzar, para no hundirse en su loquero, para no desbarrancarse en sus piruetas sobre la cornisa. Cualquier ayuda que le puedan ofrecer es bienvenida, la recibirá de buen gusto. No está para rechazar asistencia en medio de sus recurrentes tropezones. Y Croacia le dio a la Argentina la mano que necesitaba. Después de golear al equipo de Sampaoli con su formación A, la unidad B, con mayoría de suplentes y solo Modric y Perisic de arranque, le quitó a la Argentina el obstáculo que representaba Islandia, que de haber ganado se hubiera clasificado por mejor diferencia de gol. Pero Croacia, con un sentido colectivo que estuvo más allá de los nombres, fue un amplio dominador del grupo, con un pleno de victorias tras el 2 a 1 sobre los nórdicos. Junto con Uruguay es hasta ahora el otro seleccionado que atravesó la etapa de grupos con el 100 por ciento de eficacia.

Así como cinco días atrás la Argentina había sufrido a Modric, Rakitic y compañía, ahora debe agradecerles que le hayan cerrado el paso a esta Islandia tan enjundiosa como limitada. Quizá, desde la Argentina se miró con desconfianza la formación tan alternativa de Croacia, que demostró que más allá de los nombres no deja de funcionar como una fuerza colectiva que asumió el compromiso con responsabilidad competitiva, aun cuando el primer puesto lo tenía casi asegurado. De cara a la etapa decisiva, Croacia mandó un mensaje de fortaleza, nadie se la sacará de encima sin hacer un partido bastante completo en juego, despliegue y concentración. Si no, que lo diga la Argentina, que salió trastornada por los efectos de la goleada recibida.

En Rostov, todo le siguió saliendo bien. Le dio descanso a algunos titulares, minutos a los que no juegan tanto y templó el ánimo con el tercer triunfo consecutivo. Tuvo cuerpo para aguantar el fútbol físico de Islandia y puso los pocos detalles técnicos que se vieron en los 90 minutos, como la estupenda definición de Perisic en el final y algunos pases clarificadores de Modric en medio de un desarrollo bastante entrecortado, sin fluidez y con mucho alboroto en las áreas. Un cotejo parejo, resuelto en favor de la mayor calidad de Croacia, que además se tomó una pequeña revancha, porque Islandia la había mandado al Repechaje cuando compartieron el grupo en las eliminatorias europeas.

Resumen del partido Islandia - Croacia en el Mundial de Rusia 2018

03:27
Video

Le podrá faltar fútbol a Islandia, pero lo sobra tenacidad, entrega, despliegue. Es incapaz de una secuencia de pases prolongada, pero nunca escatimará una corrida, un choque o un salto para ganar metros. Más que avanzar, muchas veces empuja. Conoce muy bien sus limitaciones, no se acompleja ni se siente menos que el rival. Uno de sus recursos ofensivos son los laterales largos al área para la lucha en las alturas, buscar una peinada o una segunda acción en la que la pelota le quede para definir. Es más frecuente ver esto que una combinación de toques, una gambeta, un engaño con la cintura.

Después de media hora en la que le costó una enormidad generar en ofensiva, Islandia percutió y se acercó con peligro en el último cuarto de hora. Su fórmula no salía de algún corte en la salida de Croacia para tomarla mal parada, poner la pelota en el área por arriba o algún remate de media distancia, como uno de Finnbogason que salió muy cerca. Bjarnason, que recibió un codazo de Pjaca que bien podría haberle costado la expulsión, y Gunnarsson tuvieron el gol en medio de montoneras, pero Croacia conjuró el peligro.

El segundo tiempo fue un poco más abierto porque la pelota no se trabó tanto en el medio. Croacia se puso en ventaja con un remate de sobre-pique de Badelj. Islandia nunca se desmoraliza. En una mano de un defensor croata encontró el penal que convirtió Sigurdsson (había fallado contra Nigeria) y la devolvió al partido, mientras la Argentina no podía con Nigeria en San Petersburgo. La hendija que se abría para Islandia la cerró en el final el golazo de Perisic. Croacia puso a todos en caja en el Grupo D. La castigó a la Argentina, pero después la protegió eliminándole la amenaza de Islandia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?