Con sensaciones encontradas, Uruguay también se paralizó frente a la TV con Argentina-Nigeria

En Montevideo también se vive con todo el Mundial
En Montevideo también se vive con todo el Mundial Fuente: Reuters
Nelson Fernández
(0)
26 de junio de 2018  • 20:08

MONTEVIDEO.- Una sensación doble en la tarde uruguaya, otra vez el país parado por el fútbol pero sin que jugara la Celeste, palpitando por la Argentina: unos hinchando para que ganara y otros cruzando los dedos para gozar con la derrota del vecino. Fue una tarde aconsejable para no hacer llamadas de teléfono, porque en cada rincón de la ciudad, y del país todo, había un televisor encendido como si jugara la selección charrúa.

En el trasfondo de los comentarios, estaba la proyección de la ruta a la Copa, en la que si el sábado ganan ambas selecciones del Plata, deberán enfrentarse en uno de esos partidos que no tienen empate posible.

Tiempo atrás, el placer hubiese sido de mayor consenso sobre una eliminación argentina, porque más que la vecindad o la historia fundacional común, pesaba la rivalidad clásica expresada desde la primera final de una Copa del Mundo, o quizá antes.

Pero las nuevas generaciones lucen en su pecho una casaca albiceleste con orgullo, y Messi es ídolo de miles de niños y también de adultos.

Claro que en el fondo sobrevolaba el fantasma del interés malsano de gozar con una inesperada derrota ajena.

Para otros, el partido Argentina-Nigeria se vivía con ese enfoque de lucha entre poderosos y débiles, en los que la lógica políticamente correcta inclina la balanza para el más chico, o que se ve como más chico.

Uruguay está inundado de banderas uruguayas, ese pabellón que tiene vínculo con el argentino porque ambos países tienen una misma raíz fundacional, con los colores del cielo y la presencia del sol.

Más allá de las bromas e ironías, los periodistas uruguayos transmitieron satisfacción por la clasificación argentina. El histórico relator Alberto Kesman dijo: "Argentina agónica ! Clasificó!" y criticó decisiones arbitrales con incidencia en el resultado: "Dualidad de criterio de los arbitros. Con el VAR es lo mismo que antes con presupuesto e intención,además de una tremenda "dualidad "de criterio, que le hace muy pero muy mal a la justicia que todos queremos".

El conductor televisivo Sergio Gorzy, que se presenta en cada Mundial como el hincha número uno de la Celeste, manifestó en redes sociales su alegría por el resultado del equipo de Sampaoli: "Yo hincho por el Río de la Plata, pero sabiendo y conociendo la realidad, he decidido dejar en libertad de acción a mis seguidores".

Ahí resumió la dualidad de sensaciones de los orientales respecto a su hermano regional.

El conductor radial de mayor audiencia en Uruguay, el "Licenciado Orlando Petinatti" publicó una foto en la que están juntos Messi y Luis Suárez con promoción de la sede para el Mundial 2030 y escribió: "Un río nos une; vamos Argentina".

Tras el final del partido Argentina-Nigeria, los comentarios en los programas de radios y TV se concentraron en lo que se viene del campeonato, y ahí surgía la preocupación de dos cruces duros para la Celeste: con Portugal el sábado, y en caso de ganar, el viernes 6 de julio contra el ganador de Argentina-Francia

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?