Suscriptor digital

Las princesas japonesas que renuncian a la realeza por amor

Ayako, la princesa japonesa renuncia la realeza por amor
Ayako, la princesa japonesa renuncia la realeza por amor Fuente: Reuters
(0)
27 de junio de 2018  • 10:58

Otra princesa japonesa abandonará sus privilegios reales por casarse con un empresario que no pertenece a la nobleza, y quien es considerado por ésta como un plebeyo. Pero el caso de Ayako de Takamado no es el único. Su hermana también tuvo que renunciar en 2014 a su título por este mismo motivo.

La decisión de Ayako se dio a conocer ayer por la agencia de la familia real y confirmaron que la hija menor de la princesa Hisako y el ya fallecido príncipe Takamado, primo del emperador Akihito, se casará con Kei Moriya, un empresario de una reconocida compañía de transporte a nivel mundial.

La joven de 27 años conoció a Moriya hace menos de un año y la fecha oficial de su compromiso será el 12 de agosto. Según comentan algunas fuentes podría realizarse en el santuario Meiji Jingu de Tokio el próximo 29 de octubre.

Según indican las leyes imperiales en Japón, los miembros femeninos de las corona no tienen permitido casarse con una persona que carezca de un título de nobleza. De ser así, significa la pérdida de su status real.

Tal fue el caso, también, de la princesa Mako de Akishino, quién generó gran impacto en Japón al confirmar que se casaría con Kei Komuro, un antiguo compañero de universidad. Si bien la boda estaba prevista para noviembre, a principio de año decidieron posponerla para el 2020.

Pero con esta situación el número de la familia imperial podría bajar a 17, de los cuales solo cinco son varones y son los únicos que pueden acceder al trono. Es por este motivo que el emperador Akihito, quien dejará de serlo en abril de 2019, pidió al gobierno japonés que evaluara permitir a las princesas casarse con plebeyos sin tener que renunciar a sus títulos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?