Argentina-Francia tiene el cartel de "agotado": vuelos y trenes colapsados, y un viaje en ruta de más de 20 horas

El estadio de Kazan: aquí jugará Argentina el sábado contra Francia
El estadio de Kazan: aquí jugará Argentina el sábado contra Francia Fuente: Reuters
Javier Saúl
(0)
27 de junio de 2018  • 20:39

SAN PETERSBURGO.- Gustavo, Matías, Agustín y Gabriel están organizando un viaje que no estaba en los planes iniciales. La idea de ir de San Petersburgo a Nizhny Nóvgorod era la conexión obligada para octavos de final del Mundial Rusia 2018 . Pero las clasificación en el segundo lugar del grupo D trastocó cualquier idea: requiere ir a Kazán, cancela aéreos ya tomados y obliga a un gasto impensado. Los cuatro amigos ya pusieron en venta las entradas que tenían (FIFA ofrece una opción legal en su web), buscan cómo conseguir tickets para el Argentina-Francia del sábado y ya reservaron un auto que retirarán el viernes en Moscú. Sólo el vehículo significa un gasto extra de 435 euros. En caso de no tener un ticket para el partido, los números de la reventa oscilan entre 500 y 1000 dólares por persona.

La situación se repite en muchos de los 35.000 hinchas argentinos que ayer estuvieron en el Zenit Arena y fueron testigos del triunfo agónico ante Nigeria. El partido del sábado tiene el cartel de "agotado" en muchas de sus opciones: no hay vuelos (y los pocos lugares que aparecen se ofrecen a 30.000 pesos) y no se consiguen boletos de tren. El viaje en auto desde Moscú puede ser de hasta 12 horas, pero el San Petersburgo-Kazán por ruta lleva la travesía a las 20 horas. Muchos ya piensan en manejar casi un día por rutas desconocidas para ver a la selección.

Moscú y Nizhny Nóvgorod se tiñeron de celeste y blanco en las visitas para los cruces con Islandia y Croacia, pero San Petersburgo tuvo la mayor invasión de argentinos hasta el momento. ¿El motivo? La idea de llegar para el último partido del grupo y ahí ya quedarse para los cruces más importantes. Marcos Rojo protegió los bolsillos de miles de hinchas que pensaban combinar vacaciones con fútbol.

El de ayer fue, de los tres de la etapa de grupos, el partido con más público argentino en la cancha. Hubo cerca de 35.000 argentinos que hicieron del estadio de Zenit una sucursal de cualquiera de nuestro país. Franco Armani, por momentos, sintió que jugaba en el Monumental por los aplausos. Lionel Messi fue el más ovacionado, seguido de un Gonzalo Higuaín, a quien le llegó el turno de dejar de ser víctima de burlas para encontrar un reconocimiento en el hincha.

Si los futbolistas lloraron cuando terminó el partido, en las tribunas se vivió lo mismo. Un desahogo en el que todos se quedaron con la imagen de Rojo y la clasificación sobre la hora. Recién hoy a la mañana cayeron en la cuenta de lo difícil que es llegar a Kazán para ver "la segunda final" que prometió Jorge Sampaoli.

Resumen del partido Argentina - Nigeria en el Mundial de Rusia 2018

03:44
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?