2 recetas con cítricos de estación: muffins de limón y lemon curd

Muffins de limón con semillas de amapolas Fuente: Jardín Crédito: Archivo
28 de junio de 2018  • 13:45

Cargadísimos. Así están ahora la mayoría de los árboles de limones y entonces empieza el tiempo de la recolección. Quienes tienen un limonero en casa, se aseguran provisiones y luego, disfrutan del placer de regalar ese fruto tan prodigioso. Quienes no lo tienen, reciben con los brazos abiertos. Para el té, en aliños, en conserva, remedio seguro para la garganta, también es el ingrediente principal de delicias dulces.

Muffins de limón y amapolas

Ingredientes

140 g de manteca

2 huevos

140 g de azúcar

Ralladura de 1 limón

140 g de harina

5 g de polvo de hornear

30 g de semillas de amapola

Para el glasé

250 g de azúcar impalpable

Jugo de 1 limón

Preparación

Fundir la manteca y dejar entibiar. Batir los huevos con el azúcar y la ralladura de limón hasta que estén bien espumosos. Agregar la harina previamente tamizada con el polvo de hornear, y las semillas de amapola. Incorporar la manteca fundida pero no caliente. Colocar la preparación en los moldes, previamente enmantecados y enharinados, y cocinar en el horno a 180 grados durante 10 minutos. Dejar enfriar y glasear. Para el glasé, mezclar el jugo impalpable con el jugo de limón.

Al rallar la piel de los cítricos es muy importante no llegar hasta la parte blanca, ya que esta es demasiado amarga

Lemon curd

Lemon curd como relleno de muffins Fuente: Jardín Crédito: Archivo Revista Jardín

Es una crema ideal para acompañar scons y se usa como relleno del lemon pie y otras tortas

Ingredientes

1 taza de azúcar

2 limones

3 huevos

100 g de manteca

Preparación

Rallar la parte amarilla de la cáscara de los limones y colocar en una cacerola junto con el jugo, el azúcar, la manteca cortada en daditos y los huevos batidos (livianos). Cocinar a baño María y revolver con una cuchara de madera hasta que empiece a espesarse (unos 20 minutos). Al retirar del fuego, colocar en un recipiente de vidrio. Se puede guardar en la heladera hasta 3 semanas y también puede dejarse en el freezer.

Fuente: Jardín Crédito: Archivo Revista Jardín

El limonero

Para quienes tiene uno, y para quienes quieran tenerlo, algunos datos sobre este árbol

Cosecha: de junio a marzo. Se separa el fruto de la planta cuidadosamente.

Suelo: rico en materia orgánica y con buen drenaje

Variedades: Eureka: es la más cultivada en el país. Florece más de una vez, y produce limones de tamaño mediano en primavera y verano. Génova: medianamente vigorosa y con frutos muy jugosos. Lisboa: muy productiva con una sola floración.

Cuidado con: Las heladas

Exigencias: Debido a su sensibilidad a las heladas, debe plantarse en lugares protegidos o con condiciones climáticas favorables. La malla antihelada es una solución que permite cultivarlo en zonas más frías o con heladas recurrentes. Hay que plantarlo a una distancia de, al menos, 3 metros de otro árbol y a 4 o 5 metros de los canteros de la huerta. Requiere suelos profundos y ricos en materia orgánica. No tolera las aguas duras, con exceso de sales. Debe mantenerse el pie libre de malezas; un mulch de paja seca en la proyección de la copa será una solución sencilla. Abonar con compost o humus de lombriz.

Poda: Raleo y podas de limpieza y acortamiento para mantener una forma equilibrada y con buena circulación de aire.

Plagas que lo afectan: cochinillas, hormigas, ácaros y pulgones.