Suscriptor digital

Tras ser echada de un restaurante, la vocera de Trump será custodiada por el Servicio Secreto

Sarah Sanders, la vocera de Trump, pasó el fin de semana un mal momento en un restaurante de Virginia
Sarah Sanders, la vocera de Trump, pasó el fin de semana un mal momento en un restaurante de Virginia Fuente: Reuters
(0)
27 de junio de 2018  • 15:07

WASHINGTON.- La vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, recibirá a partir de hoy custodia del Servicio Secreto estadounidense, a raíz de un incidente que se desencadenó el viernes pasado cuando asistió a cenar con su familia a un restaurante de la ciudad de Lexington, en el estado de Virginia. De todas formas, según indicó la cadena de noticias NBC, la protección que recibirá será temporal y estará centrada en su vivienda.

La secretaria de Prensa detalló el episodio en su cuenta de Twitter y dijo que la propietaria del restaurante The Red Hen le pidió que abandonara el local gastronómico porque trabajaba para el presidente Donald Trump.

Además, Sanders explicó en su cuenta de Twitter que "el incidente revela mucho más sobre la dueña del restaurante que sobre ella". Y en su defensa agregó: "Siempre hago lo mejor posible para tratar a la gente, incluso aquellos con los que disiento, respetuosamente y seguiré haciéndolo".

Por su parte, la copropietaria del restaurante, Stephanie Wilkinson, explicó a The Washington Post que uno de los argumentos que motivó su accionar fue que Sanders pertenece a una administración a la que calificó de "inhumana y anti ética". Asimismo, aclaró que muchos de los empleados eran homosexuales y les ofendía la postura de la vocera al defender la política de Trump de prohibir a las personas transgénero el ingreso a las fuerzas armadas.

Si bien el caso generó un alto impacto en las redes, puntualmente el tuit tuvo más de 22 mil respuestas en el término de una hora, el episodio pareciera no ser un hecho aislado. El martes pasado otra funcionaria de la administración de Trump fue, también, interpelada por un grupo de personas, mientras comía en el restaurante mexicano MXDC. La secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Kirstjen Nielsen, fue puesta en jaque al grito de"¡qué vergüenza!" y "¡acaba con la separación familiar!".

Los dos incidentes tuvieron lugar en el contexto de un fuerte rechazo por la política impulsada por el gobierno estadounidense de separar a menores de edad de sus padres al cruzar sin papeles las frontera con México.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?