Quién es el pionero perdido del rock nacional que se convirtió en DJ estrella en Brasil

Santiago Sam Malnatti, el hombre que se anticipó a "La Balsa" y formó una banda antes de Los Gatos, con dos sus futuros integrantes: Ciro Fogliatta y Oscar Moro
Santiago Sam Malnatti, el hombre que se anticipó a "La Balsa" y formó una banda antes de Los Gatos, con dos sus futuros integrantes: Ciro Fogliatta y Oscar Moro
Diego Mancusi
(0)
2 de agosto de 2018  • 00:12

Una canción habló de "naufragar" y definió la impronta del primer rock nacional, y lo hizo meses antes de que se editara "La balsa", de Los Gatos. Allá por 1967, antes del tema que marcó el primer hito de nuestro rock y después de "Rebelde" (1966), de Los Beatniks, apareció una canción que se llamó "La nueva generación" y que, como su autor se esfumó por décadas. Bueno, en realidad él, de Sam Malnatti hablamos, se mudó a Brasil. Allá triunfó como DJ y productor y cortó casi por completo los lazos con la Argentina. Claro, hasta que la era digital salió al rescate de su canción cincuenta años más tarde.

Santiago "Sam" Malnatti no quiere hablar. "Los periodistas siempre hacen las notas para el lado sensacionalista", se excusa por WhatsApp desde San Pablo. Está enojado porque alguien dijo en una reseña que Lady Lu, la artista que maneja desde los 90 y con la que acaba de editar los temas "Baila baila" y "Yo quiero estar up", iba "de lo grasa a lo exquisito". No le interesa reflotar su pasado lejano: sólo hará referencia por escrito a su carrera como DJ y productor en Brasil, país al que emigró hace más de 40 años y en el que se convirtió en uno de los referentes de la música bailable con el seudónimo de Mister Sam. De lo que hizo en los 60 en Buenos Aires no dice casi nada, y así -paradójicamente- él mismo contribuye al silencio que rodea a sus primeras creaciones, entre ellas "La nueva generación", el tema que compuso y grabó con su dúo Sam y Dan en el 67 y que, por tiempo y temática, tranquilamente podría contarse entre los primeros hitos del rock local.

Sam y Dan, "La nueva generación" - Fuente: Youtube

2:09
Video

"Para mí Sam fue la persona más brillante del under argentino, en lo que a rock se refiere. Fue un visionario y adelantado que supo aprovechar su talento, además del buen gusto y comprensión musical que poseía, para legarnos piezas de increíble calidad". El que destaca la importancia de Malnatti en la génesis del beat local es Eduardo Pietruczyk, historiador y coleccionista marplatense que participó en el armado de Diggin' Down Argentina, Nuggets From The Rioplatense Scene, 1969-1975, el compilado editado en 2010 por el sello español Crazy Apple Boutique que reúne a varios de aquellos simples iniciáticos perdidos en el olvido.

Para 1966, Sam venía grabando junto a Daniel Etcheverry versiones en guitarra y bongó de temas de los Stones ("Paint it Black"), los Troggs ("Wild Thing") y otros grupos anglosajones, pero a fines de aquel año las compañías discográficas percibieron que los tiempos estaban cambiando y que era hora de abrirle las puertas a algo más original. "Todos los sellos se daban cuenta de que lo del Club del Clan ya estaba terminando y venía una cultura nueva con los Beatles, los Rolling Stones, los Kinks y demás. Cuando salió «Rebelde» pensaron que por ahí podía ser: tiraban alternativas al mercado a ver si algo agarraba", dice Pipo Lernoud. Ante esto, Mario Pizzurno, director de la RCA Victor, habilitó el subsello VIK para nuevas composiciones de música joven en español, y así llegó a ver la luz "La nueva generación".

Sam Dan, "Paint it Black" - Fuente: YouTube

3:26
Video

"Están cansados y aburridos de criticarnos y de engañarnos / dicen y dicen que no estudiamos, no trabajamos / y naufragamos", cantaba Sam sobre una base cool jazz arreglada por Horacio Malvicino. El verbo "naufragar", que luego popularizaría "La balsa", era una declaración de pertenencia: "Naufragar es saber que somos lo que vamos siendo cada minuto, diferentes unos de otros, diferentes ayer y mañana de lo que somos hoy: ni más ni menos que los demás", definía Lernoud en el 67 a este concepto engendrado en La Cueva, el reducto en el que se gestó el primer rock nacional. Allí, Sam y Dan interactuaban con Javier Martínez, Alejandro Medina, Miguel Abuelo, Litto Nebbia y tantos otros. "Andaban deambulando pero no les daban pelota porque eran medio plomos. Daniel a veces tocaba pero no más", recuerda, con la honestidad brutal de siempre, Billy Bond. En su escueta declaración para este artículo, Sam dice: "Yo fui el DJ de La Cueva". Billy tiene otra idea: "¡Qué iba a pasar música, si no teníamos ni micrófono!".

Sam y su socio Dan formaron un grupo fugaz antes de Los Gatos con dos de los músicos que integrarían la banda de Litto Nebbia y grabarían La balsa: Ciro Fogliatta y Oscar Moro

Para principios de 1967 Sam y Dan tenían repertorio y público pero no tenían banda: con guitarra y bongó uno podía tocar en un bar o incluso en Sábados Circulares, el popular programa de televisión conducido por Pipo Mancera, pero no alcanzaba para salir a ganarse el sustento en los siempre redituables bailes de carnaval. En vista de eso Malnatti convocó a su amigo Ciro Fogliatta, que acababa de separar a Los Gatos Salvajes, y le pidió que armara un grupo de apoyo. "A mí me vino fenómeno ese trabajo", recuerda Ciro. "Justo me había llamado mi amigo de Rosario, Héctor 'Cabalen' Pisano y me dijo: «voy con Moro». Yo le dije: «¿querés tocar en los carnavales? traé la guitarra». Moro también quiso tocar". El conjunto quedó conformado por Fogliatta en órgano Farfisa, Pisano en guitarra, Oscar Moro en batería y el ex guitarrista de Los Gatos Salvajes, Juan Carlos Pueblas, en el bajo, además de Sam y Dan. "Los acompañamos todos esos carnavales, que fueron como nueve días, cuatro o cinco shows por día. Ensayamos muy poco y fuimos directamente a tocar. Y justamente después de esos carnavales alquilé una sala y dije que vinieran los que quisieran anotarse, y así armamos Los Gatos", cuenta Ciro. Tras aquella convocatoria, Moro no volvió a Rosario: se quedó en Buenos Aires y, con el tiempo, terminaría siendo parte no sólo del grupo liderado por Litto Nebbia, sino también de Color Humano, La Máquina de Hacer Pájaros, Seru Giran y Riff, entre otros proyectos.

Buchanan, "Bim Bam Bum" - Fuente: YouTube

3:02
Video

Con todo, "La nueva generación" estuvo lejos de ser un éxito de ventas. "Si bien es cierto que el tema es sumamente referencial de la juventud de entonces, mi impresión sobre el porqué no resultó ser el disparador o piedra basal del rock argentino es que, o bien no tuvo la suficiente difusión, o quizás tiene arreglos no tan convencionales que no prendieron en los oyentes", opina Pietruczyk. A años luz de la repercusión del grupo de Litto Nebbia -que en julio del 67 vendió 250 mil copias de "La balsa"- Malnatti y Etcheverry se separaron. Dan empezó a trabajar en el sello Music Hall junto a Ricardo Kleiman (creador del mítico programa Modart en la noche), participó del proyecto soulero Jumbo, con Billy Bond y apenas lanzó un single como solista en el 70. Sam, en cambio, siguió muy activo como músico y autor, en las bandejas y en las consolas: se afianzó como DJ, firmó para componer y producir a varios artistas de la serie Pops del sello Odeon (Trio Galleta, Los Blue Caps, Los No, Madera Tallada, The Gipsys, Freedom, The Tasaday y demás; puso su firma al hitazo "Se mete, se mete", de Sociedad Anónima) y fundó Sam y su Grupo, con el cual tocó en la primera edición del festival BA Rock, en 1970. Su voz es una de las que recitan: "si vas a perder tu amor, alguien te ha dicho ya." en "Figuración", del primer disco de Almendra, del 69 (también Pappo es parte de ese coro).

Con un pie en el rock como músico y otro en el pop comercial como autor y productor, Sam se fue pasando gradualmente a la música bailable. Su tema "Bim Bam Bum" del 72, grabado por el grupo Buchanan, es funk negro puro y auténtico, muy en sintonía con lo que ofrecía James Brown en los Estados Unidos.

Gretchen y Mister Sam, Freak Le Boom Boom" y "Conga Conga" - Fuente: YouTube

3:27
Video

En el 73 decidió probar suerte en Brasil y no volvió más. "Trabajaba de otra cosa, no en la línea del rock, una cosa medio de cumbia. anduvo muy bien durante mucho tiempo porque pegó un par de canciones populares y se convirtió en un productor bastante famoso de ese tipo de música. Era Mister Sam, y después se metió con una mina que movía el culo y vendió mucho", cuenta Billy Bond, que por aquellos años también se había mudado al país de la samba. La "mina" en cuestión era Gretchen, convertida en emperatriz de la disco music en los 70 y 80 (vendió más de 12 millones de álbumes en toda su carrera) gracias al consejo que le dio Sam: "Para tener éxito, una cantante tiene que ser osada y dar grititos y gemidos. no puede ser tímida". También grabó, ya en 1984, a la primera banda de hip hop brasileña: Black Juniors. Y hasta hoy sigue produciendo, con Lady Lu como emblema, muy alejado en tiempo, espacio y estilo de aquel que presagió el inicio formal del rock argentino tal como lo conocemos cantando "hoy a todos les queremos explicar / que no somos parásitos de la sociedad / tan solo una nueva generación / que ambiciona más, cada vez más".

El otro comienzo del rock nacional

En todo movimiento musical hay grupos y solistas que trascienden y se ganan el bronce y otros que -quizás con el mismo mérito pero menos repercusión- se pierden en los archivos. Cuando hablamos de los inicios del rock argentino pensamos en Los Gatos, Manal, Almendra, Vox Dei y algunas bandas más, pero mientras ellos forjaban la escena otros artistas editaban maravillosos singles y EPs en 7 pulgadas que en su momento morían en los anaqueles de las disquerías y hoy son tesoros para coleccionistas.

Mister Sam - Fuente: YouTube

15:07
Video

Algunas de estas gemas olvidadas fueron rescatadas en sendos compilados en los que trabajó el investigador marplatense Eduardo Pietruczyk. Uno de ellos es el mencionado Diggin' Down Argentina (Crazy Apple Boutique, 2010), que -entre otros temas- nos presenta "Busco el sol, no sé adónde voy", un latin funk de 1975 firmado por Caballo Vapor, donde cantaba nada menos que ¡Johnny Allon! Otra excelente compilación europea es Buenos Aires Soul (La Crema, 2013), con lo mejor de la música negra producida en estas tierras entre el 68 y el 72. ¿La revelación? "El club de los vampiros", de Banana, la primera banda de César Pueyrredón.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.